Aragón tendrá unas cuentas públicas austeras, manteniendo las políticas sociales

Sanear las finanzas públicas y cumplir el objetivo de estabilidad presupuestaria son otros ejes del proyecto de Ley que será remitido a las Cortes de Aragón por parte del Consejo de Gobierno. El proyecto de Ley presta especial atención a sanidad, educación, servicios sociales, empleo, vivienda social y justicia.

Audio sin título
Audio sin título

Primar las políticas sociales, fomentar el empleo, sanear las finanzas públicas y cumplir el objetivo de estabilidad presupuestaria. Éstos son los principales objetivos del proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Aragón para 2012, que será remitido a las Cortes de Aragón para su tramitación parlamentaria junto con el proyecto de Ley de Medidas Fiscales y Administrativas de la Comunidad Autónoma de Aragón, también aprobado por el Consejo de Gobierno.

El proyecto de Ley de Presupuestos para 2012 contempla un gasto no financiero de 5.066 millones de euros, lo que supone una reducción del 4,59% respecto a este año. Esta cifra, sumada al gasto financiero, sitúa el presupuesto total en 5.328,7 millones de euros, lo que representa una reducción del 2,65% respecto al presupuesto real de 2011 (presupuesto aprobado más las desviaciones derivadas de la deuda sanitaria).

El Gobierno de Aragón presentará a las Cortes unas cuentas públicas realistas y ajustadas a las auténticas necesidades de la Comunidad Autónoma, evitando desviaciones como las que se han producido en ejercicios anteriores.

En este sentido, el rigor presupuestario ha sido una de las claves en la elaboración del proyecto aprobado en Consejo y que tiene cinco líneas directrices:

Priorizar las políticas públicas esenciales (sanidad, educación, servicios sociales, justicia, vivienda social y empleo).

Cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria, bajo los principios de contención y eficiencia en la gestión del gasto público.

Dotación de un Fondo de Contingencia como instrumento moderador del gasto público.

Previsión de ingresos por tributos propios y cedidos adaptada a la realidad económica del momento y con un programa de incentivos fiscales al servicio de la creación y mantenimiento del empleo.

Entregas a cuenta del sistema de financiación autonómica presupuestadas de modo prudente.

Comentarios