Huesca sigue siendo la más inflacionista con una tasa anual del 3.2% en noviembre

De acuerdo con los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios aumentaron en Aragón tres décimas en el mes de noviembre respecto a octubre, lo que hizo que la tasa anual de inflación se situara en el 3,0%, idéntico registro al experimentado el mes anterior. En el conjunto de España la evolución fue similar, con un aumento mensual de precios de cuatro décimas aunque la tasa anual cedió una décima para quedar en el 2,9%.

Por su parte, en la Eurozona la tasa anual de inflación en noviembre fue del 3,0%, lo que condujo a un diferencial nulo en el caso de Aragón y de una décima favorable para el promedio de España.

El aumento mensual de precios de tres décimas producido en Aragón fue el resultado de dos fuerzas contrapuestas. Por un lado, subieron con fuerza los precios de vestido y calzado (4,0% mensual), que seguían acusando la nueva temporada de moda invernal. También subieron de forma significativa los precios de transporte (0,4% mensual) y vivienda (0,2% mensual) respondiendo al encarecimiento de los carburantes, mientras los alimentos y bebidas no alcohólicas crecieron tres décimas respecto a octubre.

Estas subidas se vieron parcialmente compensadas por las reducciones mensuales de precios de medicina (-1,9%), debido al abaratamiento de los medicamentos, así como ocio y cultura y hostelería, cuyos precios cayeron un 0,7% mensual en ambos casos.

En términos interanuales, la evolución de la inflación seguía una vez más el patrón marcado por los precios de la energía y la debilidad de la demanda.

Así, el petróleo en noviembre cotizó a una media mensual de 110,7 dólares por barril en su calidad Brent, lo que supuso un aumento del 29,8% respecto al mismo mes del año anterior. Como viene siendo habitual, ello se reflejaba en las tasas anuales de inflación de transporte (6,7%) y vivienda (6,7%), grupos de consumo que seguían siendo los más inflacionistas en noviembre. No obstante, hay que señalar que la inflación en ambos grupos de consumo dibuja una senda de desaceleración de forma paralela al precio del petróleo.

Una vez más hay que citar el caso excepcional del grupo de consumo de bebidas alcohólicas y tabaco. El aumento de impuestos especiales del tabaco que se produjo en diciembre del pasado año, unido a la evolución de los precios de los cigarrillos a lo largo de 2011 conducían en noviembre a una abultada tasa de inflación del 10,9% en dicho grupo de consumo.

A gran distancia se situaban en noviembre las tasas anuales de inflación de los restantes grupos de consumo, encabezadas por la enseñanza (3,1%), seguida de alimentos y bebidas no alcohólicas y otros bienes y servicios (2,6% en ambos casos). Presentando tasas inferiores al 2,0% anual encontramos a menaje (1,9%), hostelería (0,8%), vestido y calzado (0,5%) y ocio y cultura (0,1%). Por último, en noviembre dos grupos de consumo sufrían caídas anuales de precios, se trata de medicina (-1,7%) y comunicaciones (-1,5%).

Por tanto la debilidad del consumo de las familias continuaba reflejándose en la evolución de la inflación, y en particular se hacía visible en la inflación subyacente (aquella que elimina del índice general los alimentos no elaborados y los productos energéticos), cuya tasa anual en noviembre se mantuvo en el 1,6% en Aragón por tercer mes consecutivo, representando prácticamente la mitad de la inflación general. En el conjunto de España, la inflación subyacente en noviembre también repetía el dato de los dos meses precedentes del 1,7%. En el conjunto de la eurozona, la inflación subyacente en octubre (último dato conocido) era del 2,0% anual.

Comentarios