El PP de Graus informa a los vecinos del estado de la deuda del ayuntamiento

El Partido Popular de Graus, ha comenzado a buzonear, en Graus, unas octavillas en las que informa a los vecinos del estado de la deuda del consistorio. Con esta acción los populares cumplen con el compromiso adquirido, durante la campaña electoral, de explicar las cuentas municipales.

En el documento, se hace un análisis detallado de la situación económica-financiera del ayuntamiento a pesar que, señalan los populares, es una tarea compleja que requiere más de una página de folio.

Con el escrito, el PP de Graus pretende informar, a los vecinos, del estado de la deuda con fecha Noviembre de 2011 que abarca diferentes conceptos: préstamos bancarios, deudas con el Estado, tributarias, con particulares o facturas pendientes de pago a proveedores.

El documento detalla que la deuda por préstamos bancarios a largo plazo (a devolver en más de un año) asciende a 2.627.300 euros (entre el ayuntamiento e IDIGSA) y a corto plazo (a devolver al finalizar cada año) a 900.000 euros.

La deuda con el Estado, por devolución de entregas a cuenta realizadas en los años 2008 y 2009, asciende a algo más de 109.000 euros, a devolver en cinco años, mientras que, la deuda por devolución de subvenciones, indebidamente, justificadas, es de 70.450 euros.

Por lo que se refiere a la deuda que tiene contraída IDIGSA con un particular por la compra de suelo en el polígono Fabardo asciende a 206.000 euros, la deuda con proveedores es de 9.824 euros y, además, la Agencia Tributaria, ha embargado a la citada sociedad municipal por una deuda con Hacienda de más de 330.000 euros aunque, se apunta, en el documento, está recurrida y pendiente de resolución.

En cuanto a las facturas pendientes de pago, se aproximan al millón de euros. El escrito no refleja las cantidades pendientes de fijar en concepto de justiprecio por los procesos judiciales de expropiación de terrenos en el polígono Fabardo.

El alcalde de Graus, José Antonio Lagüens, indicaba que, a pesar de la cifra de deuda, hasta este último año, el consistorio grausino tenía un porcentaje de endeudamiento dentro de los márgenes, por lo que, señalaba, el ayuntamiento puede hacer frente pero será necesario hacer ajustes para no gastar más de lo que se ingresa.

Este endeudamiento marcará los presupuestos de 2012 del ayuntamiento pendiente, entre otras cuestiones, de las repercusiones en las transferencias del Gobierno Central, G.A y DPH, a las entidades locales para tratar de realizar un presupuesto que sea lo más real posible y ejecutarlo de manera que no se gaste más de lo que hay.

Comentarios