El premio Esteban de Esmir reconoce la salvaguarda de la cultura grausina

esteban esmir

El Teatro Salamero de Graus acogía la entrega del galardón Esteban de Esmir de Fomento de la Cultura de Graus que, en esta segunda edición, reconocía la labor investigadora y divulgativa que hace Carlos Bravo, profesor del IES Baltasar Gracián de Graus, del patrimonio cultural del municipio de la villa. En la edición 2011, el Esteban de Esmir se tradujo en una pieza de madera de olivo del artesano local Julian Mascaray.

Audio sin título
Audio sin título

El galardonado agradecía al ayuntamiento, el reconocimiento y a quienes les propusieron para recibirlo, así como a las personas que, estos días, le habían mostrado su alegría y aprecio, por un premio, que decía Bravo, le halagaba, especialmente, por ser de lugar donde hace doce años eligió vivir.

En sus palabras recordó cómo, a través de distintos medios ha intentado difundir los valores de esta tierra donde, decía, ha encontrado motivos suficientes para llevar una vida digna, agradable y de calidad.

Bravo compartió el premio con sus familia y amigos, con los compañeros del Centro Excursionista de la Ribagorza y con grausinos y ribagorzanos estrechando aún más el lazo de aprecio y casriño que les une con ellos.

No olvidó, al premiado en 2010, Jose Maria Auset Viñas ni a quién da nombre al premio, Esteban de Esmir, al que tuvo la oportunidad de estudiar, y del que señaló, hizo mucho por difundir la cultura grausina.

El premio Esteban de Esmir surgió en 2010 para reconocer la labor más notoria por conservar, recuperar y difundir la cultura y el patrimonio local, en cualquiera de sus variedades.

Jorge Mur, técnico de cultura del ayuntamiento de Graus, se refirió a Esteban de Esmir como el mayor mecenas cultural de la historia de Graus, que reunía méritos más que suficientes, para dar nombre a un galardón que premia la salvaguarda de la cultura local.

Comentarios