Se retrasa hasta verano la apertura de la Variante de Almacellas, en la autovía Huesca-Lérida

La Variante de Almacellas iba a ponerse en servicio en el próximo mes de enero; sin embargo, su apertura al tráfico se retrasará hasta el verano. El argumento es "a causa de la realización de obras complementarias". La importancia de este tramo radica en que, una vez puesto en servicio, permitirá circular por autovía desde Siétamo hasta Lérida. La Variante de Almacellas mide 9,8 kilómetros.

La autovía A-22 Huesca-Lérida es la que más avanzada está del eje Pamplona-Jaca-Huesca-Lérida. Queda por terminar la Variante de Almacellas y, para más largo plazo, el tramo Huesca-Siétamo. Respecto a este último está pendiente la licitación y adjudicación de las obras, así como su ejecución (son 13,2 kilómetros). Es un tramo que discurrirá por el norte de la ciudad de Huesca. Está también pendiente la Variante Sur, desde Siétamo hasta la autovía Huesca-Zaragoza (al sur de Walqa).

Otra noticia de esta semana sobre el eje Pamplona-Huesca-Lérida es la apertura al tráfico el día 22 de diciembre, el jueves, de dos tramos de autovía en Navarra: Venta de Judas-Yesa (de 10 kilómetros) y Yesa-límite con Aragón (de 6,5 kilómetros). De esta forma estará terminada la autovía A-21 Pamplona-Jaca en lo que se refiere al territorio foral navarro. No está previsto que en Aragón se habrá tramo alguno en 2012, salvo algún kilómetro en el tramo colindante con Navarra.

Y respecto a la autovía A-23 Jaca-Huesca, en 2012 está previsto que se abran al tráfico dos tramos: Nueno-Congosto del Isuela y Arguis-Alto de Monrepós, es decir, habrá autovía desde Huesca hasta el alto del Monrepós, con la excepción del delicado paso de la carretera junto a la presa de Arguis. El contrato de este tramo (Congosto del Isuela-Arguis) quedaba rescindido en 2010; sin embargo, en este 2011, se anulaba la rescisión y se renegociaba la adjudicación a Fomento de Construcciones y Contratas (FCC).

Comentarios