IU denuncia el doble criterio fiscal del equipo del PP en el Ayuntamiento de Huesca

La portavoz de IU en el Ayuntamiento de Huesca, Pilar Novales, muestra la oposición de su formación política a la política fiscal aplicada por el Gobierno municipal oscense, que tras aprobar una rebaja de 535.000 € en sus ingresos en las Ordenanzas Fiscales para 2012, a través de bajadas lineales del IBI y de las tasas de agua y basuras, sube una media de un 3,1% los precios de las instalaciones deportivas.

En cuanto a las Ordenanzas Fiscales, IU pone como ejemplo que “esos 500.000 euros suponían por ejemplo la puesta en marcha de la escuela infantil “María Sánchez Arbós””, recuerda Novales, quien añade que “en ese debate de ordenanzas, IU hizo algunas propuestas que intentaban dar respuestas a la situación económica y que permitirían mantener e incrementar la recaudación, sin afectar a quienes tienen dificultades y pidiendo un esfuerzo a quienes sí pueden pagar más”.

“Lamentablemente este año, al igual que en años anteriores, -continua- los criterios que ha elegido el Gobierno municipal no son de justicia fiscal, sino que ha aplicado una bajada de impuestos lineal”. A su entender, “esta reducción de ingresos en las arcas municipales conllevará una pérdida de calidad en los servicios públicos municipales”.

Sin embargo, ahora la propuesta del Gobierno oscense para los precios públicos de las instalaciones deportivas municipales, “no es una bajada, sino una subida del 3,1%, con el argumento de que hay que actualizar los precios”, asegura la concejal de IU, que denuncia el doble criterio que utiliza el Gobierno. “Por una parte usa el reclamo de la bajada del IBI y, por otro, intenta compensar esa disminución por la ‘puerta trasera’, aplicando subidas lineales a los precios públicos, como es este caso”, explica Novales.

En este sentido, IU denuncia que “los afectados por esta subida van a ser los ciudadanos y ciudadanas usuarios de estas instalaciones (piscinas, pistas de atletismo, pabellones, etc) y los clubes deportivos de base, que cada día subsisten con más dificultad por la disminución de las subvenciones públicas”.

Para Novales, “el Gobierno Municipal debería ser más coherente en sus planteamientos en materia de impuestos, tasas y precios públicos, porque resulta muy propagandístico aplicar bajadas en el IBI, pero si simultáneamente sube los precios de los otros servicios de los que son usuarios muchísimos ciudadanos y ciudadanas, resulta engañoso”.

Izquierda Unida, defiende una política de impuestos, tasas y precios públicos que permita mantener la calidad de los servicios, todo ello, aplicando criterios de progresividad. Por ello, “nuestra propuesta para este próximo año se basaba en incrementos importantes en el IBI en los casos de inmuebles de alto valor catastral y viviendas vacías, y un mantenimiento de las tasas y, como en este caso, precios públicos de los servicios”, concluye.

Comentarios