El FAPAS solicita al Gobierno navarro autorización para liberar dos osas en los montes pirenaicos

oso Pirineos

El FAPAS ha solicitado al Gobierno de Navarra la autorización para la liberación de dos ejemplares de oso pardo hembra, de entre 12 a 16 meses de edad procedentes de Croacia o Eslovenia, países cuyas poblaciones oseras son genéticamente afines a la población actual que habita en Pirineos, toda ella procedente de otras reintroducciones, y cuyo coste ascendería a 30.000 euros, coste que sería asumido íntegramente por la entidad conservacionista.

La suelta de estos ejemplares subadultos estaría basada en las experiencias llevadas a cabo en Asturias con la reintegración a la naturaleza de dos ejemplares jóvenes de oso pardo hembras que fue necesario recoger de la naturaleza y después de curar sus heridas reintegrarlas a su medio natural con total éxito.

El caso de Villarina, una osezna recogida herida en una carretera en Junio de 2008, ha marcado un hito en las técnicas de recuperación del oso pardo. Reintegrada nuevamente a su medio natural después pasar varios meses en cautividad, su adaptación al medio natural ha sido total, hasta tal punto que este año ya ha sido vista en compañía de osos machos y se espera que para 2012 realice su primera reproducción. Recientemente, otra osezna, Lara también ha sido devuelta a la naturaleza en Asturias con éxito después de haber sido curada de sus graves heridas.

“La técnica aplicada en Asturias para la reintroducción de osos, resulta sencilla, económica y muy eficaz, permitiendo a los ejemplares adaptarse a un territorio que desconocen y mantener todos sus hábitos naturales e instintos, especialmente el de alejarse de las actividades humanas, pese a que los territorios donde han sido soltadas son, como en toda la Cordillera Cantábrica, hábitats muy humanizados”, según esta entidad.

Si finalmente el Gobierno de Navarra autoriza la reintroducción, las osas serían liberadas durante los años 2012/2013.

Comentarios