Los Monegros esperan que el Gordo repercuta en toda la Comarca

El día después deja caras de alegría en Grañén y sonrisas entre vecinos, familiares y amigos. Quien más quien menos tiene a alguien cerca con un buen premio. Todos coinciden en señalar la euforia de la jornada vivida, el hecho histórico y el impulso económico que supone para la zona, para un territorio no exento de la crisis.

Viernes de resaca en la Comarca de Los Monegros tras la lluvia de dinero que dejaba el Gordo de la Lotería de Navidad con más de 700 millones de euros en todo el Alto Aragón. Se ha cumplido además el tópico de más “repartido” que nunca, distribuido en su mayor parte por la Asociación de Amas de Casa de Sodeto. Muy poco se ha dormido en todas estas localidades, después de una larga noche de fiestas y celebración, que en muchos casos se prolongaba hasta altas horas de la madrugada.

Este premio volvía a dejar patente la hermandad y solidaridad de la que hacen gala los colonos, porque la asociación de Sodeto recorrió principalmente los pueblos de colonización de la zona, repartiendo millones puerta a puerta, primero en Sodeto, pero también en San Juan del Flumen, San Lorenzo del Flumen, Montesusín, Valfonda de Santa Ana o Curbe.

Pero ahora la principal reflexión que surge en el día después es el deseo de que estos 700 millones de euros repercutan en la zona, dinamizando el consumo en los diferentes comercios, establecimientos de hostelería, negocios y empresas.

La alegría de esta inyección económica se espera que se deje notar en el medio rural, en un entorno eminentemente agrícola y ganadero, al que tan bien le va a venir esta ayuda para saldar deudas de la importante modernización de regadíos acometida en Los Monegros, para renovar la maquinaría agrícola, para cambiar de coche o para animarse a comprar una nueva casa. En definitiva, que los agraciados con algún pellizco del Gordo inviertan, al menos, una parte en el desarrollo general.

Cabe resaltar del mismo modo los tres focos de ilusión desde donde se ha repartido el Gordo más grande de la historia, todos ellos relacionados con el mundo rural: la Administración número uno de Grañén, ubicada en la calle Joaquín Costa, ilustre altoaragonés impulsor de la política hidráulica; las Amas de Casa de Sodeto, pueblo de colonización agraria; y la localidad monegrina de Tardienta, conocida por la infraestructura creada en 1982 “Abrazo de Tardienta” que supuso una nueva etapa en la Historia de Riegos del Alto Aragón.

Comentarios