El Ayuntamiento de Huesca cambio de signo en 2011

Ayuntamiento Huesca Coorporación Municipal 2011

La crónica municipal de este año que termina ha venido marcada, sin duda, por el cambio de gobierno al frente del consistorio oscense. La victoria de Ana Alós en la ciudad de Huesca hacía aventurar la victoria del Partido Popular en las elecciones generales de noviembre, como finalmente así sucedió.

Luis Felipe no lograba revalidar los resultados de su predecesor y Ana Alós se hacía con la alcaldía de Huesca contra todos los pronósticos que habían hecho públicos los diferentes medios de comunicación.

Alós creaba su equipo y era investida con los votos favorables del PAR, partido que, aunque no entraba a formar parte del gobierno municipal, sí se comprometía a facilitar la labor de gestión de los populares.

En materia de urbanismo, dos acciones de diferente cariz:

La primera hace referencia al inicio de la demolición de las harineras de Huesca. De momento, se han demolido los edificios de Porta y Villamayor, el resto de edificaciones seguirá en pie, en tanto en cuanto no comience el proceso de urbanización.

El otro hito urbanístico, íntimamente unido a la movilidad y el tráfico, es el inicio de la construcción del aparcamiento subterráneo de la Plaza San Antonio, el cual dará paso a una nueva Huesca, ya que permitirá comenzar a peatonalizar de manera fundamental el centro de la ciudad, un proyecto en el que se quiere volcar el actual gobierno municipal.

Capítulo aparte merece en la crónica municipal el capítulo sentencias. Lo más destacable es el caso de los auxiliares administrativos. Un total de 21 han perdido su condición de funcionarios, abocando al consistorio a una situación de muy difícil gestión.

Otra sentencia que perdía el consistorio es la que hace referencia al antiguo mercado municipal. Dos comerciantes llevaron al ayuntamiento a los tribunales por obligarles a cerrar sus puestos en el mercado de abastos, y el juez les daba la razón y obliga al concejo a reabrir el mercado, sentencia cuya ejecución todavía no se ha llevado a cabo.

Y a estas dos sentencias hay que añadir otras dos de carácter urbanístico por las que el consistorio podría ser obligado a satisfacer más de 10 millones de euros.

Comentarios