La Ribagorza despide el 2011 con avances en las comunicaciones

El 2011 se abría, en la Comarca de la Ribagorza, con una muy buena noticia, la exposición pública de la aprobación del proyecto de mejora de la N – 260 entre Campo y el Congosto de Ventamillo. Pocos días después, llegaba la noticia de que se estaba estudiando la unión entre Chía y San Juan de Plan. Joaquín Costa se convertía, cien años después de su muerte, en el protagonista de la vida cultural en la capital de la comarca y se vivían unas intensas elecciones municipales, en especial, durante la constitución de la Comarca de la Ribagorza. El Partido Popular conseguía gobernar, por primera vez, en Graus.

En este año, se han ido dando los primeros pasos para arreglar el tramo entre Campo y el congosto, un proyecto, que, tras salir a exposición pública y cerrar el periodo de alegaciones, ahora se encuentra en el Ministerio de Medio Ambiente. Mientras, los vecinos de las zonas norte de la Ribagorza y el Sobrarbe veían como se podría ver cumplida una de sus mayores reivindicaciones, la unión entre los dos territorios por la parte alta, sin necesidad de desplazase hasta Campo, para cruzar del valle de Benasque al de Gistaín.

Las actividades trasfronterizas cobraban también importancia a través de la celebración del XX Aniversario del Hermanamiento entra Graus y la ciudad gala de Tournefeuille y la consagración el proyecto Interreg Pirineos en red entre el Espacio Pirineos de Graus y el Chateau Fort de Lourdes, gracias al cual se pudo disfrutar de la exposición Paisajes del Caminar y se creó el Centro de Documentación Pirenaica Ignacio de Heredia.

Las elecciones de mayo dejaban tras de sí una polémica constitución de la Comarca de la Ribagorza que, finalmente, conseguía gobernar el Partido Socialista, con la abstención del Partido Popular.

Por otra parte, la Ribagorza se unía contra el Proyecto de la Autopista Eléctrica Peñalba – El Arnero (Monzón) – Isona, a través de numerosos actos reivindicativos, desde concentraciones al envío masivo de alegaciones.

Campo celebraba uno de sus aniversarios más especiales. El 29 de septiembre se cumplieron 25 años desde que se desestimó la construcción del pantano Lorenzo Pardo y, por primera vez, se proyectaba un cortometraje realizado en ribagorzano y por una ribagorzana, Cosetas d’Adentro.

En el 2011, se cumplían veinte años desde que nació la Fiesta de la Longaniza, diez dese que nació Cultura Graus tal y como la conocemos hoy en día y cien desde que falleciese el grausino más universal, Joaquín Costa. Esta efeméride ha hecho que, durante todo el año, se hayan realizado numerosas actividades en torno a la figura del pensador altoaragonés.

Y tras veinte años de trabajo, por fin finalizaban las obras de rehabilitación del Castillo de Benabarre con la colocación de las luminarias. El emblema de la localidad, coseguía, en este 2011, atraer todas las miradas.

El Centro Europeo de Emprendedores abría sus puertas a la primera empresa que se instalaba en él mientras que, en el Ayuntamiento de Graus se aprobaba el proyecto de crear un canal de aguas bravas.

La sanidad se convertía en protagonista en la recta final del año por los problemas surgidos en los hospitales leridanos a la hora de atender pacientes aragoneses mientras que, desde las comarcas altoaragonesas, incluida la Ribagorza, luchaban contra los recortes presupuestarios.

Comentarios