2011: nuevo Obispo en Huesca, inaguración del Seminario y primera piedra de la Iglesia de San Francisco de Asís

La Iglesia en Huesca ha vivido unos meses intensos, en este año que termina. La ordenación del nuevo Obispo, Julián Ruiz, el inicio de las obras de la nueva iglesia en el sur de la ciudad, la nueva procesión del Domingo de Ramos, la restauración de las campanas de la Catedral, la ordenación de dos nuevos sacerdotes y diáconos, la restauración de capillas en la iglesia de San Pedro el Viejo, o la inauguración de la nueva sede del Seminario de Huesca han marcado la vida de la Diócesis de Huesca en estos doce últimos meses.

Julián Ruiz fue nombrado Obispo de Huesca y Jaca justo cuando finalizaba 2010. Ya en ese momento se anunció que su ordenación episcopal se celebraría el 5 de marzo. Fue una larga ceremonia, marcada por la presencia de cardenales, arzobispos y obispos en una abarrotada Catedral de Huesca, que acogía como Obispo a quien, hasta entonces, había sido el rector del Seminario de Zaragoza. Desde entonces, Julián Ruiz ha trabajado en ambas diócesis de forma discreta. Ha realizado alguna reorganización en la diócesis de Huesca y ha participado en la ordenación de dos nuevos sacerdotes, Manuel Alonso y John Kahuthu, el 23 de julio.

El 3 de septiembre se inauguraron las obras que se habían realizado en los últimos meses en el antiguo Monasterio de las Capuchinas. Allí se ha instalado el nuevo Seminario, en el que estudian los jóvenes que desean ser sacerdotes, la mayoría de ellos llegados desde la inmigración. Unas dependencias mucho más modernas y adaptadas a la vida y los estudios de los seminaristas.

Y el pasado 7 de diciembre, se colocaba, en un acto simbólico, la primera piedra de la nueva iglesia de Huesca, de la parroquia de San Francisco de Asís. Las obras, ya comenzadas, se prolongarán durante 6 meses. El solar, en el que se construye la iglesia está ubicado en el polígono 41, y fue cedido a la Iglesia por el ayuntamiento de Huesca. El presupuesto de la obra es de 658.800 euros y la empresa constructora es Acciona.

También en este 2011, la iglesia de San Pedro el Viejo vio cómo finalizaba la restauración de la capilla de San Bartolomé, y se acometía la restauración de las pinturas de las capillas de los Santos Justos y Pastor, y del Carmen con cargo al 1% cultural del ministerio de Fomento. Además, en el panteón real se reinhumaron los restos de los Reyes de Aragón, Ramiro II el Monje y Alfonso el Batallador.

La Semana Santa oscense contó por primera vez con la procesión del Domingo de Ramos o de la Burreta, organizada por la Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén. Era la primera de las procesiones que se van a ir añadiendo a la Semana Santa, ya que en 2012 veremos la procesión del Resucitado, el Domingo de Resurrección, y la del Cristo de los Gitanos, en la noche del Domingo de Ramos. La lluvia marcó la jornada del Viernes Santo pero, finalmente y tras haber suspendido diversos actos de la mañana, pudo llevarse a cabo la Procesión del Santo Entierro, sin peligro para pasos procesionales y cofradías.

En las fiestas de San Lorenzo, la Cofradía de Caballeros de San Lorenzo distribuyó entre los fieles y oscenses miles de "estadales", unas finas pulseras de hilo verde y blanco con las que se pretende que todos se sientan más identificados con el patrón de la ciudad.

Este año, Madrid acogió durante el mes de agosto la Jornada Mundial de la Juventud. Del 16 al 20 de junio, llegaron a Huesca la Cruz y el Icono de esta jornada, que habían ido recorriendo el mundo y con los que realizaron varias celebraciones destinadas a los más jóvenes.

En este 2011 que termina, celebraron sus 125 años de presencia en Huesca las Salesianas y la Adoración Nocturna. El Santo Cristo de los Milagros lució un nuevo manto, regalo de una familia oscense, y las campanas de la Catedral fueron desmontadas, en un espectacular operativo, y llevadas a Valencia donde fueron restauradas. Su regreso se celebró con un concierto de campanas, a cargo de un maestro campanero, en la plaza de la Catedral.

En este año, además, se cumplió el 22 de octubre, el 10º aniversario del fallecimiento del Obispo de Huesca, Javier Osés.

Comentarios