Cruz Roja en el Bajo Cinca recibe el premio "Ernest Lluch"

La Asamblea Comarcal de Cruz Roja en el Bajo Cinca ha recibido el Premio "Ernest Lluch" a la Solidaridad y el Progreso 2011, dentro de la celebración de la Fiesta de Navidad organizada por la Agrupación Local del PSOE de Fraga. La Asamblea Comarcal de Cruz Roja ha merecido este premio por contribuir, con su esfuerzo callado del día a día, a hacer de Fraga y de su Comarca un territorio más próspero, más social y humano

El presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Antonio Cosculluela, ha hecho entrega de la distinción –una figura de cerámica creada por la familia local Arellano- a tres generaciones de Cruz Roja, al actual presidente comarcal de Cruz Roja en el Bajo Cinca, Julio Terrado, al fundador de esta asamblea, José Portolés, y al presidente provincial de la entidad, Francisco Barreña. De Cruz Roja, Antonio Cosculluela ha destacado cómo después de más de treinta años desarrollando su labor en Fraga y su entorno “ha sabido adaptarse y sigue detectando las necesidades que la sociedad demanda”. Ha hecho una referencia especial al papel de los voluntarios de quienes, ha dicho, “parte de su tiempo libre, después de atender a la familia, a sus trabajos o negocios lo dedican a trabajar por los demás, una cualidad que en el momento actual cobra un doble valor” para acabar felicitando a los socialistas fragatinos por el hecho de que “seamos capaces de reconocer esta labor por el beneficio del conjunto de los ciudadanos”.

Para Francisco Barreña, presidente provincial de Cruz Roja Huesca, “el reconocimiento no es hacia a los miembros de la entidad sino hacia la sociedad, porque -como remarcó Barreña- Cruz Roja es la sociedad”. Agradeció la “generosidad” de la agrupación socialista y se remontó a los inicios en una tierra, como la fragatina, de huerta y cultivos en la que “la savia de Cruz Roja creció rápidamente”. Tanto Antonio Cosculluela como Francisco Barreña coincidieron en poner como ejemplo la teleasistencia que financia la Diputación Provincial y el Gobierno Central y gestiona Cruz Roja, de un “servicio universal” en el medio rural y para los mayores que se desarrolla “dando solidaridad y recibiéndola”.

Desde que se constituyó en Fraga en el año 1977 poniendo a disposición la asistencia en carretera, ha centrado su actividad en distintos campos, entre los que se encuentran las de servir a jóvenes en el Servicio Militar; el trabajo en favor de los servicios sociales y la formación; la ayuda a personas con discapacidad; o el transporte adaptado para el Centro de Día y Centro de Atades de Fraga. Actualmente, cuenta con 1.800 socios y 50 voluntarios, y gestiona también la teleasistencia en el Bajo Cinca. A este servicio se re La teleasistencia multiplican la inversión.

Comentarios