El Gobierno de Aragón destina 40 millones para garantizar el acceso a una vivienda digna

El Gobierno de Aragón destinará 40 millones de euros al Plan Aragonés de Vivienda Social 2012-2015, que tiene como objetivo favorecer que los sectores más vulnerables de la sociedad puedan tener acceso a una vivienda digna. Con este plan también se pretende fomentar la rehabilitación de edificios y generar empleo en el sector de la construcción. El próximo 2012 se invertirán 4’6 millones de euros de los 40 presupuestados para los próximos 3 años.

Audio sin título

Este plan, apunta el consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transporte, Rafael Fernández de Alarcón, “se basa en la creación del concepto de vivienda social como un recurso ante una necesidad, económica, física…Y con una gestión global coordinada entre la Administración y una entidad social responsable colaboradora”. Es decir, “una vivienda gestionada socialmente que tendrá un reflejo legislativo en la futura Ley de Vivienda”.

Además de los beneficiarios directos este proyecto tendrá efectos positivos sobre el sector de la rehabilitación y la construcción, ya que permite actuaciones para rehabilitar viviendas o mejorar accesibilidad, a personas que sin las ayudas no hubieran podido iniciarlas por su cuenta.

Como sistemas de gestión básicos se usarán convocatorias específicas de ayudas con una baremación económica-social de los solicitantes, así como programas de colaboración para actuaciones convenidas con entidades sociales y otras Administraciones y con entidades bancarias, y actuaciones directas a través de las unidades de gestión social de la Dirección General de Vivienda y Rehabilitación.

Además, para hacer cumplir el derecho de acceso a la vivienda digna se usarán elementos jurídicos como son el derecho de tanteo y retracto sobre viviendas protegidas para que tengan el uso social previsto y se pondrán en uso social viviendas que no cumplen actualmente su fin social. Se definirá legalmente el concepto de infravivienda y se impulsa su renovación o rehabilitación si es posible, con proyectos específicos para centros históricos, barrios urbanos y especialmente en áreas necesitadas por la importancia de su infravivienda o por su necesidad de erradicar el chabolismo.

Este Plan coordina y refuerza actuaciones que ya se estaban realizando de manera dispersa y se complementa con nuevos proyectos. De esta forma queda estructurado en 6 programas: Rehabilitación y mejora de la infravivienda; Gestión social de la Vivienda de propiedad pública; Alquiler Social; Erradicación de los Asentamientos Insalubres; Vivienda, discapacidad y dependencia; y Desahucio.

Comentarios