El Museo Diocesano Barbastro-Monzón exhibe pintura de García de Benabarre

En la planta primera del Museo Diocesano Barbastro-Monzón se exhibe la muestra temporal de pinturas góticas procedentes de Graus. Se trata de siete nuevas tablas atribuidas al taller de Pedro García de Benabarre, realizadas en el último cuarto del siglo XV. Proceden de la parroquia de San Miguel de Graus y han sido cedidas por un año para su exposición en el Museo.

Mosén José Antonio Castán, ha contado que las piezas “las tienen guardadas en la parroquia de Graus y poder exponerlas, se trata, ha dicho de una magnífica ocasión para mostrarlas al público.

Las obras, se exponen en la sala destinada a la pintura gótica, cuatro tablas de la predela, la última cena, en concreto el ático compuesto por escenas de la Pasión, flagelación, descendimiento y crucifixión y Jesús en el Huerto de los Olivos. A la colección, hay que añadir dos piezas que se muestran por primera vez, dos tablas restauradas de San Victorián y de San Benito.

García de Benabarre se encuentra entre los pintores góticos más importantes del siglo XV, destaca su paso por Barbastro, entre los años 1481 y 1483, ello queda reflejado en unos documentos que se conservan con fecha del 26 de julio y 24 de septiembre, y que recibió 1001 y 1500 sueldos, para restaurar la obra del retablo mayor de la iglesia de San Francisco. Está considerado el discípulo de pintor Blasco de Grañén y exponente del estilo gótico con influencia flamenca, trabajó entre Aragón y Cataluña.

Enrique Calvera, director del Museo Diocesano, ha dicho que “era un importante complemento del arte gótico".

Es la primera parroquia de la Diócesis que colabora con el Museo prestando temporalmente obras de su propiedad para su exhibición en las salas del Museo Diocesano, desde donde se trabaja por el conocimiento, investigación, difusión y restauración del patrimonio de las localidades de la Diócesis. Maite López, subdirectora, ha calificado la obras cedidas temporalmente como “un hito”.

Comentarios