Descienden en 10 años un 60% los fallecidos en las carreteras de la provincia

accidente coche

De los 66 muertos que se registraron en el año 2002, se ha pasado en 2011 a 27, sin duda una reducción importante que se pone de manifiesto también en los accidentes donde se ha pasado de 668 a 378 y en los heridos donde de 1060, hace diez años, en el pasado se han registrado 557. Cifras que confirman un descenso de la accidentalidad en la provincia de Huesca en un periodo en el que la mejora de las carreteras y las medidas tomadas por Tráfico han llevado a reducir de forma importante estas estadísticas.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

Según los datos provisionales facilitados por la Jefatura Provincial de Tráfico, en el pasado año 2011 se produjeron 378 accidentes con víctimas con un balance de 27 muertos y 557 heridos. El año 2010 se registraron 448 accidentes con 28 muertos y 677 heridos.

Cifras que demuestran el descenso general de la accidentalidad, en este caso con una víctima mortal menos, aunque sin duda el dato es esperanzador para que los accidentes de tráfico en carretera sigan disminuyendo. La mejora de las vías y las medidas adoptadas han influido en ello.

Por carreteras, la N-II en Fraga, en el tramo sin desdoblar de la provincia de Huesca, ha registrado 7 de los 25 fallecidos en carretera (los otros 2 fallecidos son en zona urbana). Es llamativo también la gravedad de los accidentes. Mientras en la provincia hay una tasa de 7 muertos por cada 100 accidentes, en el caso de la N-II se han registrado ‘sólo’ 17 accidentes con víctimas pero han supuesto 7 fallecidos, lo que significa que la tasa de fallecidos es de 41 por cada 100.

En el resto, se han registrado tres muertos en la N-230 entre Lérida y el Valle de Arán, la N-330 entre el final de la autovía en Nueno y el Somport y en la red autonómica en la A-1234 en el tramo Fraga, Zaidín, Monzón. Dos en la N-123–A entre Graus y Benabarre y un fallecido tan sólo en la N-240, fuera de la autovía.

En esta carretera llama la atención el descenso con la puesta en marcha de la autovía ya que en 2001 hubo 19 muertos, en 2002 18, en 2003 20 y en 2004, que se pusieron en marcha los radares, se bajó a 13, llegando en 2011 ha contabilizarse un muerto.

Como dato significativo no se han registrado fallecidos en tramos de autovía y autopista de la provincia. El balance es de 16 muertos en vías nacionales, 8 en autonómicas, 2 en zona urbana y uno en un camino en Plan.