El viento, los niños y la ilusión, protagonistas de la cabalgata de Reyes en Monzón

Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente llegaban en tren a Monzón a las siete en punto de la tarde. Allí, en la Plaza de la Estación, eran recibidos por centenares de niños y adultos que no podían ocultar su ilusión. Pero no han sido los únicos: el viento también quiso estar muy presente en esta recepción.

La cabalgata de Reyes, organizada por el Patronato de Festejos, se celebraba con el mismo guión que en años anteriores. Desde la Estación de Tren partía el desfile, que llegaba hasta la Plaza Mayor pasando por los paseos Barón de Eroles y Juan de Lanuza.

Integraban la comitiva las carrozas reales y las cortes de pajes, grupos de animación, un grupo formado por alumnos de la Escuela Municipal de Música Moderna y la banda “La Lira”.

Una vez llegaban a la Plaza Mayor, eran recibidos por la corporación municipal en el Ayuntamiento. En ese momento, la alcaldesa, Rosa Mª Lanau, les hacía entrega de las llaves de la ciudad para que pudieran entrar en todas las casas. Tras dar lectura a sus mensajes en la plaza Mayor, Melchor, Gaspar y Baltasar se trasladaban al teatro Victoria para entregar regalos en mano.

Pero los Magos también visitaban previamente otros lugares de la ciudad, como el centro Reina Sofía, la residencia de ancianos Riosol o los núcleos de Selgua y Conchel. No obstante, este año, el recorrido estaba un poco entorpecido por el fuerte viento.

Cabe destacar que el Centro Territorial de Meteorología informaba de la previsión de alerta naranja por vientos en esta zona de la provincia, con rachas máximas de hasta 90 km/h hasta las 11.00 de este viernes. La máxima incidencia por fuerza de viento estaba prevista entre las 19.00 y las 4.00 de la madrugada. Por tanto, el viento se ha convertido en uno de los protagonistas de la Cabalgata de este año.