Los Reyes han dejado fuertes rachas de viento en las estaciones de esquí

Las rachas de viento que en algunas zonas han superado los 120 kilómetros por hora, fueron protagonistas en el día de Reyes, donde las estaciones de esquí del Pirineo aragonés no han podido poner en funcionamiento sus remontes. Sólo la estación de Candanchú con la zona de seguridad podía abrir 5 kilómetros esquiables.

Las fuertes rachas de viento, que en algunas ocasiones han estado acompañadas de lluvia o nieve, han marcado la jornada de Reyes. Esta situación meteorológica, ha venido a confirmar la Navidad atípica de este año, donde hemos tenido un poco de todo, días de sol, jornadas muy buenas para esquiar con nieve polvo, días de nieve y lluvia, y jornadas de viento. A partir de la cota 1.800 metros, las estaciones están en buenas condiciones

La predicción anuncia que este sábado la situación mejora. Se espera que disminuyan las rachas de viento. La cota de nieve baja de 2.000 a 1.500 metros. Si el tiempo lo permite, las estaciones aragonesas esperan ofertar 130 kilómetros de zona esquiable. En valle del Aragón, 50 kilómetros en la zona Astún-Candanchú, 40 kilómetros en Formigal, 25 en Cerler, 5 en Panticosa y 10 kilómetros en la provincia de Teruel, en Javalambre y Valdelinares.

En cuanto al esquí de fondo en funcionamiento de forma parcial están los circuitos de Candanchú y Llanos de Hospital

Con relación a la ocupación, ha dependido del tiempo, Los días de sol las estaciones han estado con una muy buena afluencia de esquiadores y las zonas de aparcamiento han estado llenas. Los días que el tiempo no ha acompañado la ocupación ha sido menor

En el apartado de hostelería, a lo largo de esta navidad, a partir del 26 diciembre, la ocupación ha oscilado entre el 50% y 80% por término medio, siendo los hoteles de mayor categoría los que han tenido un mayor porcentaje .

Comentarios