Buenos resultados para abrir el año para los cadetes del Club Judo Binéfar

Los cadetes del Club Judo Binéfar han empezado este año con buenos resultados, igual que acabaron el 2011. Un primer puesto, dos segundos y una quinta plaza fueron los resultados obtenidos por los cinco judokas binefarenses que participaron este fin de semana en la Copa de España Cadete de Burgos; unos resultados que les permiten mantenerse entre los mejores clasificados del Ranking Nacional Cadete a falta todavía de dos competiciones por disputarse.

En la categoría de -50kg, Rubén Garriga sumó su cuarta victoria consecutiva tras ganar los tres encuentros que le llevaron al primer puesto. El primero de ellos lo ganó por dos yukos (mínima puntuación) ante el manchego Sergio Aceituno; en segunda ronda se impuso al madrileño Mario de la Fuente por Ippon (máxima puntuación). En la final, frente al segundo clasificado del Ranking, el balear Borja Benejam, se llevó la victoria por Ippon gracias a un buen “uchi mata”.

Segundo puesto de Alicia Pions en -52kg. La judoka binefarense, ganó su primer encuentro por waza-ari (puntuación intermedia) gracias a un “o uchi gari”; posteriormente logró el pase a la final venciendo en segunda ronda a la catalana Ariadna Escola por Ippon de “o soto gari”. Finalmente, no pudo hacerse con la victoria tras perder en la final por Ippon frente a la líder del Ranking Nacional, la madrileña Sonia Montero.

Estuvo cerca Jaime Gutiérrez (-66kg) de llevarse la victoria llegando a disputar la final mermado físicamente por un resfriado que unido al esfuerzo de los encuentros anteriores le privó de sus mejores sensaciones. El binefarense alcanzó la final ganando su primer encuentro por Ippon y el segundo por tres shidos (penalizaciones) de su rival, el manchego Adrian Cortijo.

En -90kg, Álvaro Gutiérrez finalizó la competición en quinta posición tras perder sus dos encuentros de liguilla, uno de ellos frente al líder del Ranking Nacional, el murciano Adrián Plaza.

Buenos resultados para abrir este año 2012 donde se espera seguir consiguiendo más alegrías por parte de los judocas altoaragoneses.