Los vecinos del barrio de Coscolla contentos tras 40 años sin presión de agua

Esta semana se ponía en marcha el grupo de presión que, años atrás, el Ayuntamiento de Graus, construyó en el grausino barrio de Coscolla y que tenía como misión el acabar con los problemas que, en la zona, se vivían con la llegada de la presión del agua. El antiguo prestatario del servicio no quiso hacer uso de ese grupo, dado que conocía que abría problemas con las tuberías, pero con el traspaso del servicio de agua del sector privado al público, la empresa contratada por el ayuntamiento, ha solucionado los problemas y desde hace un par de días, los vecinos ya disfrutan de una presión adecuada de agua.

Audio sin título
Audio sin título

Se trata de una de las mayores reivindicaciones por parte de la asociación de vecinos dado que, desde que nació esta urbanización, hace cerca de cuarenta años, nunca han contado con una presión adecuada de agua, lo que siempre ha implicado cortes en el suministro, escasez de agua en el caso de dos grifos abiertos, malos aclarados en la lavadora o problemas con los calentadores.

El mayor problema era que el depósito del agua estaba a nivel más bajo por lo que la empresa debía bombear el agua hasta Coscolla, algo que no le salía económicamente rentable. Cabe destacar que incluso, algunos vecinos tomaron la decisión de colocar un grupo de presión de agua particular.

Durante los últimos meses, mientras se trabajaba para solucionar el problema, ha habido numerosos cortes de agua t reventones, dado que las cañerías no estaban adecuadas a la actual presión pero, desde la Asociación de Vecinos afirman que, sin duda alguna, ha valido la pena para poder contar, a partir de ahora, con una presión adecuada de agua.

En esta zona, además de esta urbanización también se encuentra otra zona residencial, la de Fray Diego Cera, el instituto, el cuartel de la Guardia Civil, el alberge y residencia municipales y las instalaciones de Protección Civil.