Aragón reclama que se completen los efectivos de la Unidad Adscrita

El consejero de Política Territorial e Interior del Gobierno de Aragón, Antonio Suárez, ha pedido, una vez más, que se complete la plantilla de efectivos de la Unidad Adscrita de la Policía. Suárez, que se ha reunido con el recién nombrado Delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, ha recordado que el convenio firmado en 2009 contempla una plantilla de 200 funcionarios para la Unidad Adscrita. En este momento, ha recordado Suárez, “faltan 68 para que se cumpla ese acuerdo”.

Suárez ha recordado que “hay un compromiso del Gobierno de España porque hay un acuerdo firmado y porque el Gobierno de Aragón está ejerciendo competencias que antes ejercía el Estado”. Por eso, ha remarcado el consejero, “es lógico que los efectivos de policía que antes se dedicaban a eso dependiendo de la Delegación del Gobierno pasen ahora a depender funcionalmente de la Unidad Adscrita”.

El consejero espera que en un futuro esa plantilla pueda llegar a ampliarse por encima de las 200 personas aunque, ha dicho, “soy consciente de la situación económica que tenemos y, en este momento, me conformo con que las competencias que ya están ejerciendo las ejerzan mejor. Para eso es necesario, al menos, tener 200 policías”.

En este sentido, el Delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, ha asegurado que “mi compromiso es redoblar esfuerzos para que el Estado y la Comunidad Autónoma anden hombro con hombro en la misma dirección en materia de seguridad”. Por eso Alcalde ha anunciado que “voy a instar a la Secretaría de Estado que se haga el esfuerzo para hacer un concurso de méritos para completar las dotaciones pendientes”. Además, ha añadido, “pediré una reunión conjunta con el Secretario de Estado, el consejero de Interior y el propio Delegado del Gobierno para profundizar en la coordinación y hacerle llegar la necesidad de que la Unidad Adscrita tenga la dotación necesaria”.

Por otro lado, Suárez y Alcalde han coincidido en que hay que seguir mejorando la coordinación entre todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para mejorar los índices de delincuencia, no sólo en el ámbito urbano, sino también en el medio rural”.