La Coordinadora Biscarrués pide que se desvincule el embalse de Almudévar del de Biscarrués

La Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos presentará esta semana una serie de alegaciones al anteproyecto del embalse de Almudévar en las que solicita que se desvincule dicha obra con la del pantano de Biscarrués, ya que considera son independientes. Así mismo, piden que se modifique para que no exista una relación directa entre ambos, manifestando la total oposición al proyecto de Biscarrués.

Desde la Coordinadora recuerdan que el pantano de Almudévar de 169 hectómetros cúbicos es una alternativa al pantano de Biscarrués de 35 hm3. Y, añaden, "si se hace uno no se hace el otro. No puede ser el uno y el otro". Consideran que "detraer 100 hm3 más al río Gállego y otros tantos al río Cinca supone un grave impacto ambiental".

En el documento de alegaciones tachan de "tomadura de pelo" que, "en tiempos de crisis, se gasten tantos millones de euros, primero en Almudévar y luego en Biscarrués con el que se destruyen puestos de trabajo, el presente y el futuro de la Hoya. Si los regantes quieren agua y el agua se les garantiza con Almudévar no tiene sentido seguir pidiendo Biscarrués".

Añaden, además, que "el proyecto de Biscarrués no es necesario para que pueda llenarse Almudévar, ya que este nuevo pantano se situaría aguas abajo del embalse de La Sotonera llenándose por el mismo Canal de Monegros".

Así mismo, cuestionan la necesidad de gastar socialmente los más de 188 millones de euros, presupuestados en principio y que pueden duplicarse como otras obras públicas, por el embalse de Almudévar.

Desde la Coordinadora solicitan trasparencia, tanto interna como externa, en la gestión de Riegos del Altoaragón "para explicarle a la sociedad porque hay que pagar entre todos una nueva obra para su beneficio. En esta situación de crisis ¿por qué los intereses de los regantes están por encima de otras necesidades más básicas que están sufriendo recortes como la educación y la sanidad?", añaden.

En dicho escrito cuestionan también que Riegos del Altoaragón necesite más agua almacenada para su uso. Para la Coordinadora "mediante la modernización, retirada de hectáreas salinizadas y otras propuestas de ahorro dentro del sistema pueden conseguir más agua mejorando su gestión evitando que el dinero de todos pague su mala gestión". Opinan que "en tiempos de ajustes no es un gasto prioritario pues la supervivencia del regadío no está en peligro".

Para la Coordinadora "es un proyecto innecesario mientras no se justifique el aumento de necesidades de agua del regadío monegrino". Consideran que "no hay una definición final de la superficie regable de Riegos del Alto Aragón. No hay un análisis real de las superficies cultivadas, las zonas salinas, los cultivos implantados ahora y en un futuro inmediato, los efectos de la desaparición de la PAC, etc. No se conocen necesidades reales. Se parte de estimaciones generosas a modo de cuentas del Gran Capitán. Además consolida superficies importantes de riegos a precario, por encima de las cotas regadas y que se pueden considerar de dudosa legalidad". Y, además, critican que "una parte del uso agrario que se pretende satisfacer es en realidad aprovechamientos hidroeléctricos".

Desde esta entidad señalan que "las supuestas necesidades se pueden cubrir con la ampliación del viejo y deteriorado Canal de Monegros y la previa construcción de las denominadas balsas laterales más pequeñas dentro del sistema de riegos y para las que se han publicitado cabidas de más de 400 hectómetros. Sin su construcción, no tiene sentido la ejecución de ninguna obra nueva en el Gállego. Antes el tejado que la casa".

Así mismo, denuncian las dificultades puestas al proceso de participación dándose solo un mes de información pública para el estudio de 16 tomos de más de 3.000 folios de información técnica. También cuestionan la falta de trasparencia en la información al no facilitarse por internet o mediante un CD la información.