El Canal de Terreu y el embalse de Las Fitas prácticamente concluidos

Las obras de modernización del Canal de Terreu, que han supuesto una inversión que ronda los 60 millones de euros por parte del Gobierno de España, han entrado en su fase final. La modernización del Canal de Terreu es una actuación del Pacto del Agua de Aragón y beneficia al sistema de Riegos del Alto Aragón, que verá así mejorada la capacidad de transporte de caudales de este Canal, y aumentará la disponibilidad de recursos con la construcción del Embalse de Las Fitas, un embalse de hasta 9 hm3, proyectado en la misma zona regable.

Según fuentes de la Confederación Hidrográfica del Ebro, las obras están prácticamente concluidas, en lo que hace referencia al Canal de Terreu, únicamente falta finalizar el camino de servicio, y respecto al embalse de Las Fitas falta instalar el telecontrol y concluir la implantación del plan de emergencia, para poder realizar posteriormente la puesta en carga, con las correspondientes pruebas de llenado del embalse.

Este embalse se está construyendo en el término municipal de Sariñena, donde también se está pendiente de las pruebas de carga en el embalse de Lasesa. Entre ambos sumarán unos 20 hm3.

Actualmente las obras de Las Fitas han obligado a desviar el tráfico en la carretera de Sariñena a Castellflorite debido a los trabajos que se están realizando en el drenaje del antiguo barranco que cruza la carretera con el fin de ampliar la capacidad de desagüe de Las Fitas, ya que tanto el desagüe de fondo, como los aliviaderos del embalse, se van a canalizar hacia ese barranco.

El Canal de Terreu entraba en servicio en el año 1971, como infraestructura del sistema de Riegos del Alto Aragón. Este canal que parte del Canal del Cinca, permite el riego de más de 25.000 hectáreas, gracias a sus cerca de 50 kilómetros a través de los términos municipales de Peraltillo, Laluenga, Laperdiguera, Berbegal, Morilla, Odina, Terreu, Monzón, Pomar de Cinca, Castelflorite, Alcolea de Cinca y Villanueva de Sijena.