Las fundaciones aportan 8.000 millones de euros al PIB y cuentan aproximadamente con 200.000 trabajadores

Cerca de 60 fundaciones aragonesas, integrantes del Consejo Autonómico de Fundaciones de Aragón, se han reunido en el Centro Joaquín Roncal de la Fundación CAI-ASC para revisar los asuntos que más preocupan al sector en la Comunidad Autónoma.

El sector fundacional español está integrado por 9.050 fundaciones activas, de las cuales 404 tienen su sede en Aragón. Unas primeras estimaciones revelan que las fundaciones aportan 8.000 millones de euros al PIB y cuentan aproximadamente con 200.000 trabajadores, según datos de un proyecto de investigación del Instituto de Análisis Estratégico de Fundaciones (INAEF), realizado para generar y difundir conocimiento sobre el sector fundacional español, reforzando así su capacidad de servir a la sociedad.

A este respecto, el comportamiento del sector fundacional desde el punto de vista de la generación de empleo y desde el inicio de la crisis en curso ha sido positivo en comparación con otros sectores de la economía española. Entre 2008 y 2010 han aumentado los empleos directos generados por las fundaciones españolas, el número de fundaciones que generan empleo directo y el número medio de empleos directos por fundación (INAEF).

La Asociación Española de Fundaciones (www.fundaciones.org) es una entidad declarada de utilidad pública que actualmente agrupa a más de 1.000 fundaciones españolas de las más diversas dimensiones, finalidades y ámbitos de actuación. Sus objetivos fundamentales son representar y defender los intereses de las fundaciones, prestar servicios a sus asociadas y articular y fortalecer el sector fundacional. Es la segunda entidad europea más importante en número de fundaciones asociadas.

Con el objeto de cumplir estos fines y responder a las necesidades y expectativas del sector, la Asociación constituyó el 1 de diciembre de 2005 el Consejo Autonómico de Fundaciones de Aragón, integrado en la actualidad por 44 fundaciones asociadas a la AEF con sede en Aragón.

Entre los objetivos de este Consejo destacan: articular y fortalecer el sector fundacional aragonés; promover el contacto y la colaboración entre las fundaciones; prestar, de forma más próxima, los servicios a las fundaciones asociadas; e incrementar la relación con el Gobierno de Aragón.