Aumenta un 12% el número de adopciones en la perrera provincial

El año 2011 el Centro de Recogida de Animales de la Diputación de Huesca cerraba con un total de 324 adopciones, lo que supone un incremento del 12% con respecto a las cifras registradas en 2010. Por contra, en el resto de centros de España ha descendido una media del 30%. Desde que en 1998 se pusiera en marcha este servicio con la adopción de 45 mascotas, el ente provincial ha hecho posible que cerca de 3.000 animales puedan formar parte de una familia.

En los últimos años se ha incrementado la adopción de perros fuera de España, sobre todo de Francia, aunque también han adoptado desde otros países como Italia, Holanda y Estados Unidos. Los canes pequeños para una vivienda habitual en un piso y los de guardia para naves industriales y granjas continúan siendo los más solicitados.

Y mientras la adopción se ha estabilizado en el Alto Aragón, también ha crecido la demanda de perros desde otras comunidades autónomas, como País Vasco, Galicia, Cataluña, Andalucía, Madrid o la Comunidad Valenciana, entre otras. Un incremento que se debe, sobre todo, a la puesta en marcha del Portal Público de la Diputación (www.dphuesca.es) en Internet, donde los interesados pueden consultar e incluso tramitar la adopción.

También se ha intensificado la difusión en redes especializadas de centros de recogida a nivel nacional, con los que existe una colaboración muy estrecha. Todo ello sumado a las facilidades para la recogida de animales, que permiten a los nuevos dueños ir a buscar a sus nuevos compañeros, previa cita, fuera del horario de atención al público.

La adopción se puede tramitar a través del centro o en el espacio de servicios a ciudadanos y empresas del portal, una posibilidad en la que la Institución fue pionera. Los interesados pueden iniciar los trámites a través del teléfono 974 340 197, del correo electrónico perreraprovincial@dphuesca.es o a través del espacio de la página web, donde es posible descargarse el formulario.

PREPARACIÓN PARA LA ADOPCIÓN

Antes de abandonar la Perrera Provincial, cada uno de los animales es objeto de un chequeo veterinario en el que los facultativos del centro determinan el perfecto estado de salud del animal y las vacunaciones y desparasitaciones que se les ha realizado durante su estancia en la Perrera. El servicio veterinario del centro entregará al nuevo dueño un historial médico de su mascota modo de cartilla sanitaria.

En condiciones normales del animal, las personas interesadas en adoptar un perro tienen que pagar hasta 50 euros en concepto de tasas, servicios sanitarios y administrativos así como lo que supone la implantación del chip que es ya obligatoria.