El Observatorio de Civismo nace con la idea de concienciar a los más jóvenes

El ayuntamiento de Huesca ha puesto en marcha el Observatorio de Civismo, un foro de participación que nace con el objetivo de trabajar en la sensibilización y concienciación de los más jóvenes sobre el comportamiento cívico. Es un organismo que nace a la vez que la ordenanza de convivencia y que velará por su cumplimiento.

El mencionado Observatorio es un foro en el que ir haciendo una valoración y un seguimiento del comportamiento cívico en la ciudad. Representantes de los distintos grupos políticos, de asociaciones de vecinos, del Consejo de la Juventud, de la Policía Local o de las asociaciones de padres forman parte del Observatorio de Civismo. El objetivo es concienciar, desde jóvenes, de la importancia de mantener un buen comportamiento, también harán un seguimiento de la repercusión de la ordenanza de convivencia ciudadana.

La ordenanza de convivencia ciudadana se aprobaba en el pleno del 29 de diciembre. Una vez pase el periodo de alegaciones se espera que, entre finales de enero y febrero, pueda entrar en vigor. Para hacer esta norma ha sido necesario unificar las sanciones de las diferentes ordenanzas que recoge, como limpieza o medio ambiente. Las multas que establece la ordenanza pueden superar los 1.500 euros, en el caso de las infracciones más graves, aunque la norma también comprende la opción de pagar las multas a través de trabajos sociales.

Una vez refundidas las ordenanzas, las sanciones que establece la nueva normativa son: infracciones leves, hasta 750 euros, infracciones graves entre 750 y 1.500 euros, y muy graves, más de 1.500 euros.

Esta nueva normativa regula el comportamiento cívico en la vía pública, la protección del mobiliario urbano o la venta ambulante. Hacer graffitis, botellón, ir en bici por la acera o bañarse en una fuente, todo esto puede ser objeto de sanción.