El fútbol regional aragonés, todo un referente social

La Delegación en Huesca del Comité Territorial de Árbitros de Fútbol organizaba dentro de los actos de San Vicente una conferencia bajo el título “El fútbol regional aragonés, una realidad social” en la que participaban el presidente de la Federación Aragonesa, Óscar Fle, junto con el presidente del Comité de Árbitros, Luis Duro, el vicepresidente José Antonio Pérez, el delegado en Huesca, Miguel Ángel Fustero y el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Huesca, José María Gella. En ella se abordó la situación del fútbol aragonés y la importancia que juega en cuanto a labor social y deportiva.

Óscar Fle recordaba que las cifras son claras y que cada fin de semana 64.500 personas viven de alguna u otra forma el fútbol en Aragón. La mayor parte son licencias con 43.000. Además están los más de 2.000 entrenadores, 800 árbitros y 18.000 directivos, que también juegan un papel fundamental en el entramado del fútbol en nuestra comunidad.

Una importante labor de un fútbol que no tiene nada que ver con el profesional que vive un situación límite, por las deudas, según Fle, que además insistía en la gran labor que se realiza por parte de todas las partes para que el fútbol aragonés sea fundamental en la vida social aragonesa en una comunidad en la que más de 500.000 personas se interesan por este deporte.

El presidente de la Federación Aragonesa, destaca el fútbol base y el trabajo que hay que seguir realizando en la formación, no solo de deportistas, sino de personas, y el papel negativo que también juegan muchas veces los padres, como señalaba Miguel Ángel Fustero.

Desde el colectivo arbitral, Luis Duro, hacía un análisis de un colectivo que ha crecido de forma importante en los últimos años. En 2002 el número de árbitros era de 250 y en la actualidad la cifra supera los 550, a los que hay que sumar los colegiados de fútbol sala. De ellos 82 pertenecen al comité de Huesca y cada fin de semana dirigen más de 850 partidos en Aragón de los cuales 60 son en la provincia de Huesca.

Duro destaca la formación que se realiza y la preparación que tienen los árbitros, que muchas veces es desconocido para los aficionados y los propios jugadores y entrenadores. Más que un juego es un estilo de vida, interrelaciona inculca el trabajo en equipo y se valora el compañerismo, el fútbol forma parte de la vida cultural, como se comentaba en la conferencia.

El fútbol regional es por lo tanto una realidad social, como decía el título de la conferencia en la que participaron directivos, entrenadores, árbitros, padres y aficionados.

Comentarios