Continúan las concentraciones de trabajadores de la sanidad privada

Medio centenar de trabajadores y representantes sindicales de CC.OO y UGT se reunían a las puertas de una de las clínicas privadas de Huesca para protestar por la congelación salarial. Los sindicatos aseguran que el sueldo es el mismo de 2010 y que las empresas que realizan atenciones sanitarias llevan un año bloqueando la negociación al no proponer medidas de encuentro.

UGT y CCOO consideran una “tomadura de pelo” el bloqueo permanente de la negociación por parte de la patronal desde hace ya un año. Ambos coinciden en que no van a permitir tres años de congelación salarial en un sector con abundantes beneficios y que, además, va a ser beneficiado por las políticas de concertación y gestión público-privada anunciadas por el Gobierno de Aragón.

El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván, se reunía la semana pasada tanto con los representantes de las clínicas como con los sindicatos, para pedirles que hagan el máximo esfuerzo posible para llegar a un entendimiento en aras de la sanidad aragonesa.

Los sindicatos de la sanidad privada aragonesa, CC.OO. y UGT, han iniciado un calendario de movilizaciones tras no llegar a un acuerdo con la patronal del sector en Aragón sobre las condiciones del convenio para los años 2011 y 2012. La próxima cita es el 27 de enero. Éste afectaría a unos 3.000 trabajadores en todo Aragón, de los cuales unos 1.500 pertenecen a grandes hospitales, entre los que se encuentra la clínica Santiago, en Huesca capital, que cuenta con unos 70 empleados. Es el centro más grande de la provincia y donde se realizaba la concentración de este martes.

Ambos sindicatos cuestionan la capacidad de esta patronal para gestionar fondos públicos y hacerse cargo de la asistencia sanitaria que le asigne el Departamento de Sanidad con objeto de reducir las listas de espera. Aseguran que se ha bloqueado la negociación intencionadamente para rebajar salarios aprovechando la situación de crisis y sin dar razones de perdidas en su negocio.

La convocatoria abarca a todo el personal que presta sus servicios en los Centros de trabajo afectados por el Convenio de Establecimientos Hospitalarios y de Asistencia de Aragón. Además de las clínicas privadas, están incluidos en este convenio los trabajadores de despachos dentales, clínicas de estética, laboratorios de análisis clínicos o consultas privadas, entre otros. En el Alto Aragón afectaría a unos 400 trabajadores.