El agua y la nieve, principales motores de la Ribagorza

No hay duda alguna de que el agua y la nieve son dos factores que, cada año, atraen a miles de turistas a la Comarca de la Ribagorza. Las pistas de esquí del territorio, junto a su riqueza en ríos, embalses y manantiales hacen que estos dos elementos se posiciones como principales motores de la zona pero para Roberto Pac, presidente de la Asociación de Hostelería y de Turismo Huesca, la comarca también debe de poder diferenciarse por otros aspectos como son la cultura, el patrimonio o la gastronomía.

A pesar de que la Comarca de la Ribagorza se encuentra vertebrada por tres zonas muy diferenciadas, separadas por sus ríos, algo que, de cara al turista, afirma Pac, no se debe notar, sino que debe estar todo bajo un mismo paraguas.

A día de hoy, explica, lo que se debe buscar es la venta de experiencias y sensaciones, ofrecer el misterio y la aventura de que en este territorio van a encontrar algo que no podrán ver en otros. Junto a ello, motivar a la gente para que visiten la zona, apostando por las “escapadas” y centrándonos en aquellos turistas que las pueden realizar: los aragoneses, vascos, catalanes, madrileños e incluso valencianos.

Y todo esto, explica, se debe realizar en conjunto dado que el turismo no afecta sólo a quienes trabajan en este sector, sino a toda la población, por lo que no se le puede dar la espalda, dado que es uno de los principales pilares del territorio, por parte de ningún sector ni institución.

Cabe destacar las cifras de estos últimos meses en los que, desde diciembre hasta enero, la Ribagorza ha contado con un porcentaje medio de ocupación de entre el 20 – 30%, datos que, según Pac, rayan la pobreza empresarial puesto que si no entran ingresos, no se podrá invertir en adaptar los establecimientos a los nuevos tiempos.