Salillas: “El TC legaliza una compra de patrimonio que roza la prevaricación”

Villanueva de Sigena Sijena

El Alcalde de Villanueva de Sijena, Alfonso Salillas ha mostrado su indignación ante la sentencia del Tribunal Constitucional que considera que prevalecen los derechos de Cataluña sobre los bienes patrimoniales del Monasterio de Sijena, depositados en su territorio, con independencia de su lugar de origen.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

Muy al contrario, Alfonso Salillas señala que “cuando la Generalitat, en el año 1983 compra parte de las piezas por 10 millones de pesetas, roza la prevaricación, porque compró patrimonio histórico nacional sin informar al Ministerio de Cultura”

De las más de 140 obras de arte del Monasterio de Sijena que se encuentran emigradas en Cataluña, la sentencia del Tribunal afecta a 97 piezas. El Alcalde de Villanueva se pregunta porque los magistrados no hacen referencia a que “la compra se hace en dos lotes, el primero lo compra la Generalitat en el año 1983, y en el año 1994 adquieren el segundo lote, cuando Aragón ya tiene competencia en materia de patrimonio y vuelven a realizar una compra, a todas luces ilegal, a escondidas del Gobierno de Aragón”

En relación a la posibilidad de recurrir el fallo del Constitucional, Salillas señala que “ahora los juristas del Gobierno de Aragón deberían incidir en la ilegalidad de la compra”, y añadía su sorpresa porque “después de 14 años, incluso la tardanza del Tribunal a la hora de dictar sentencia puede beneficiar a Cataluña sí ha prescrito algún delito”

Además el Alcalde de Villanueva se mostraba igual de indignado por la sentencia como por la escasa actividad del Gobierno de Aragón, que no ha tratado por igual a los bienes de Sijena que al patrimonio de las parroquias del Aragón Oriental, Berbegal o Peralta”

Precisamente en relación a la inactividad institucional, Salillas ha recordado que el ejecutivo autónomo “nunca ha pedido que se declare Botín de Guerra las pinturas de la Sala Capitular que fueron arrancadas en el año 36 por funcionarios de la Generalitat”

El cenobio del Monasterio fue declarado Monumento Nacional Histórico-Artístico en 1923 y Bien de Interés Cultural en 2002. Salillas recuerda que incluso antes de 1923 ya se habían llevado obras de arte del Monasterio, que no se les ha ocurrido reclamar porque todavía no se había declarado patrimonio nacional, pero en la década de los 70 se llevan el grueso de las piezas que permanecen en depósito y Aragón ni siquiera ha reclamado que se levante ese depósito.

El Monasterio de Santa María de Sijena fue fundado por voluntad de la reina Doña Sancha, esposa del rey Alfonso II, hacia 1188. Se ubicó a orillas del río Alcanadre y acogió reinas, princesas e hijas de familias nobles del Reino y la Corona de Aragón. Fue Archivo Real y también Panteón Real, destacando las sepulturas de la propia reina doña Sancha y la de su hijo Pedro II, único monarca de la Corona de Aragón enterrado en Aragón.

Del antiguo monasterio románico hoy sólo se conservan el templo y una pequeña parte del claustro, en torno al cual se distribuían originalmente el resto de las dependencias, además del palacio prioral (s. XVIII) situado en el suroeste. Las obras de arte y piezas litúrgicas están actualmente distribuidas en diferentes museos y colecciones privadas, tanto nacionales como extranjeras.