Los trabajadores de Luna exigen respuestas y que se consideren los despidos improcedentes

Decenas de trabajadores de la empresa Luna Equipos Industriales se concentraban, este jueves, ante las puertas del Juzgado de lo Mercantil de Huesca, convocados por el sindicato CC.OO. A la espera de conocer el dictamen del nuevo auto, piden que se tenga en cuenta toda la documentación presentada en la que se aportan pruebas que vincularían a la factoría con un grupo de empresas.

Audio sin título
Audio sin título

La última movilización tenía lugar el 17 de noviembre de 2011. En esta ocasión, salían de nuevo a la calle para dejar constancia de su preocupación sobre la delicada situación en la que se encuentran, y que consideran injusta. Para la mayoría de ellos se agota la prestación por desempleo a finales de este año.

Incertidumbre entre los trabajadores de la empresa Luna Equipos Industriales que este jueves se concentraban ante las puertas del Juzgado de lo Mercantil de Huesca. Exigen que el juez que lleva el caso no se demore en dictaminar un nuevo auto, que esperan les sea favorable, y se consideren los despidos improcedentes.

Los empleados, en defensa de sus intereses y en función del resultado de la resolución judicial, exigirán que las indemnizaciones sean de 45 días por año trabajado. En la actualidad de los 189 trabajadores que formaban parte de la plantilla, sólo siete continúan en la empresa, ocupados en la venta de repuestos. Por otra parte, en torno a una quincena ya ha conseguido recolocarse.

Los trabajadores de Luna decidían en noviembre de 2010 recurrir la sentencia del Juzgado de lo Mercantil de Huesca al considerarla injusta y pedían que se tuviera en cuenta la maraña empresarial de la familia Luna para que ésta se hiciera cargo de la deuda que posee con los empleados.

El pasado mes de octubre, el Tribunal Superior de Justicia de Aragón les daba la razón obligando al Juzgado de lo Mercantil, -que declaraba extinguida la relación laboral de los casi 200 empleados-, a volver a estudiar el caso.