Graus pone en marcha un plan de racionalización del gasto corriente

El consistorio grausino ha adoptado una serie de medidas con las que pretende lograr un uso eficiente de los recursos públicos y, al mismo tiempo, la contención del gasto corriente. Todo ello se recoge en un plan de racionalización, que se basa en el que ya se aplica en el G.A aunque adaptado a las necesidades reales del ayuntamiento de Graus.

El plan, contempla una serie de medidas, algunas de las cuales ya están puestas en marcha, y otras pendientes de ello, para reducir el gasto en operaciones corrientes. Se abordan aspectos relacionados con el gasto en bienes corrientes y servicios, funcionamiento de las instalaciones y gestión energética eficiente de las mismas o indemnizaciones por razón de servicio.

Las iniciativas hacen referencia a diversas cuestiones, entre ellas, la revisión de los contratos de los servicios postales, donde se ha logrado una reducción entre el 17 y el 20%.

También se están revisando los contratos de suministro de electricidad y se han adecuado los horarios de limpieza, de las instalaciones municipales, para que, ésta, se pueda hacer con luz natural. De hecho, por esa razón, ya se cambió la jornada de atención al público y también el horario de las comisiones informativas además de reducir costes de indemnizaciones por la asistencia de personal.

Otra medida es el ahorro de agua, donde se han subsanado fugas y pérdidas y se han tramitado exenciones, para reducir, notablemente, el pago del canón de saneamiento

En cuanto, a la gestión de patrimonio, se ha revisado la contratación de arrendamientos, como ejemplo, se refería Lagüens, al alquiler de la nave, donde se ubicaba hasta ahora el Belén, y, cuyo pago, sufragaba el ayuntamiento. El consistorio ha decidido resolver ese contrato, por lo que, el Belén, se ubicará en las instalaciones del CDRG, con lo cual el ahorro será importante.

El alcalde indicaba que se trata de un plan necesario, al que se hará un seguimiento exhaustico, cada trimestre.