Principio de acuerdo entre Ayuntamiento y Alsa para mantener el servicio de autobús en Sariñena

El Ayuntamiento de Sariñena se reúne este lunes con la empresa Alsa, aunque ya han alcanzado un preacuerdo para mantener el servicio de autobús entre Huesca y la capital monegrina. La alarma saltaba tras conocer la reciente supresión del trayecto en horario de tarde por parte de la empresa Alsa, que alegaba motivos económicos al tratarse de una línea deficitaria. En caso de mantenerse así, Sariñena y Huesca quedaban unidas por una única línea de autobús en horario de mañana.Este servicio de autobuses era utilizado mayoritariamente por personas mayores para acudir a citas médicas en el Hospital San Jorge o bien por jóvenes estudiantes en la capital oscense, por este motivo el alcalde de Sariñena, Francisco Villellas, considera que debería primar el interés social al económico.

Por su parte, el grupo socialista en el consistorio ha solicitado ya una reunión urgente de portavoces para lograr un frente común ante lo que consideran un goteo constante de recortes a los habitantes del medio rural. En relación al servicio de transporte de viajeros, la portavoz socialista Lorena Canales, pide un mayor compromiso por parte del Gobierno de Aragón, a la hora de subvencionar servicios deficitarios como éste que cumple con una labor social.

Se da la circunstancia que con este nuevo recorte, Sariñena queda mejor comunicada con Zaragoza que con Huesca, gracias al servicio diario de autobús y tren hacia la capital aragonesa.

Desde la empresa Alsa se ha señalado que “lamentablemente no es una cuestión que afecte exclusivamente a Sariñena, sino que otros muchos operadores se ven abocados a recortar porque no es viable mantener este tipo de líneas, que tienen de media cuatro o cinco viajeros”.

Por otra parte las empresas de transporte de pasajeros critican igualmente que el Gobierno de Aragón mantenga subvenciones millonarias al transporte ferroviario y sin embargo no destine ni un euro a subvencionar determinados trayectos de autobús, como medida de apoyo al medio rural.

La portavoz socialista Lorena Canales comentaba que “resulta contradictorio que tengamos una Ley de desarrollo rural y a la vez se vayan recortando servicios que no ayudan precisamente a fijar población en el entorno rural”.