El PAR presenta una proposición no de ley para mostrar su rechazo a la sentencia de Sijena

El Partido Aragonés presentaba una proposición no de ley en las Cortes de Aragón en la que muestra su rechazo a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre los derechos de Aragón en el proceso de enajenación de los bienes de Sijena, al entender que cercena el Estatuto de Aragón y los derechos históricos. Además el grupo político insta al Gobierno de Aragón a que se busquen y ejerzan todas las acciones jurídicas e institucionales que permitan que las obras vuelvan a Aragón.

Así también, el PAR insta al Gobierno de Aragón a que se dirija al Gobierno de la Nación, con el objetivo de coordinar las acciones necesarias para conseguir la devolución de los bienes, en especial en aquellos pleitos o hechos que se originaron cuando las competencias de salvaguarda del patrimonio histórico y cultural correspondían a la Administración General del Estado.

En su proposición no de ley, además, el Partido Aragonés muestra y pide el apoyo al Ayuntamiento de Villanueva de Sijena y al resto de instituciones, asociaciones y entidades que siguen luchando para la devolución de todo el patrimonio aragonés emigrado, así como que se envíe copia del acuerdo a la Generalitat de Cataluña y a la Administración General del Estado.

Antecedentes

El Partido Aragonés recuerda en la exposición de motivos que el Estatuto de Autonomía de Aragón, en su artículo 22, ordena a los poderes públicos promover “la conservación, conocimiento y difusión del patrimonio cultural, histórico y artístico de Aragón, su recuperación y enriquecimiento. Tal como señala el artículo 22.2, “los poderes públicos aragoneses desarrollarán las actuaciones necesarias para hacer realidad el regreso a Aragón de todos los bienes integrantes de su patrimonio cultural, histórico y artístico que se encuentran fuera de su territorio”.

La sentencia del Tribunal Constitucional, que impide al Gobierno de Aragón ejercer ciertos derechos durante el proceso enajenación de los bienes del Monasterio de Sijena, ha recibido el rechazo unánime de los grupos políticos y de la sociedad aragonesa.

El PAR señala que “el patrimonio cultural, histórico y artístico es uno de los mayores acervos de Aragón: expresan una historia milenaria, nos identifican como pueblo y son el reflejo de una inestimable riqueza artística. Finalmente recuerda que múltiples factores provocaron, fundamentalmente durante el siglo XX, el expolio, la emigración o las ventas ilícitas de numerosas joyas artísticas, incluidas las del Monasterio de Sijena”, a lo que añaden “la lucha por la devolución de todos los bienes que se encuentran de forma ilegal, irregular e inadmisible fuera de Aragón, no es solo una obligación estatutaria. Es el deseo de todo el pueblo aragonés, que seguirá luchando sin descanso, con la ley y la razón en la mano, para que, en éste y en el resto de litigios, acabe imperando la justicia”.

Comentarios