Dos premios Luis Buñuel, Pedro Armendáriz y Theo Angelopoulos, fallecen este último mes

Angelopoulos

En menos de un mes, han fallecido en Nueva York y en Atenas dos referentes del mundo del cine que, en los últimos años, habían sido homenajeados por el Festival de Cine de Huesca. Los directores de cine Pedro Armendáriz y Theo Angelopoulos habían recibido el Premio Luis Buñuel del festival, en los años 2006 y 2009, respectivamente.

El mexicano Pedro Armendáriz fallecía en Nueva York, a los 71 años, el pasado 26 de diciembre. En 2006, el Festival de Cine de Huesca le entregó el Premio Luis Buñuel como distinción a toda su carrera artística. Pedro Armendáriz dijo que se había iniciado en el mundo del cine por casualidad, dado que su carrera profesional estaba encaminada hacia la arquitectura. Eso ocurrió después de aparecer en unos cortometrajes de Arturo Ripstein. Cuando vino a Huesca a recoger el Premio Luis Buñuel dijo que, a pesar de ser hijo del actor mexicano del mismo nombre, conocido en la época dorada del cine, él no experimentó la carga del peso de su padre; en un tiempo, de chico, ni se dio cuenta de que su padre era actor porque su ídolo entonces era Jorge Negrete, y nunca tuvo ese conflicto. Pedro Armendáriz presidió desde 2006 a 2010 la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas.

Por otro lado, el 24 de enero fallecía en Atenas, atropellado por una motocicleta, el director de cine Theo Angelopoulos, a los 76 años de edad. Estaba buscando emplazamientos para su próxima película “El otro mar”, que versaría sobre la crisis económica de Grecia hoy. El Festival Internacional de Cine de Huesca rindió un merecido homenaje a Angelopoulos en su 37 edición, en el año 2009, otorgándole también el premio Luis Buñuel, en reconocimiento a toda su trayectoria con una coherencia cinematográfica y personal, fuera de toda duda. A Huesca llegó junto con su compañera y socia Pkoebe. El director griego ganó la Palma de Oro de Cannes en 1998 por “La eternidad y un día”, y el Gran Premio del Jurado del mismo festival en 1995 por “La mirada de Ulises”.

El Festival de Cine de Huesca publicó con motivo de su homenaje “Poemas de la desolación. El cine de Theo Angelopoulos”, dirigido y coordinado por Manuel Vidal Estévez.