Helguera considera que el partido más importante es el del Sabadell

La SD Huesca ha regresado a los entrenamientos con una exigente sesión de trabajo en el IFPE Montearagón y con la mirada puesta ya en el partido del sábado en el Alcoraz ante el Sabadell en el que hay en juego algo más de tres puntos, dada la situación en la clasificación y la imperiosa necesidad de ganar que tiene el equipo de Quique Hernández.

Está claro que en el ambiente se nota esa tensión y sobre todo que hay que mejorar muchos aspectos para volver a ser ese equipo ganador y con confianza que ese vio a finales de año y donde se consiguió recuperar mucho terreno perdido al comienzo de liga, como señalaba Luis Helguera tras la sesión.

La situación es complicada, pero el vestuario está con moral y eso que los resultados negativos no está ayudando mucho en estos momentos. El mensaje es que todavía queda tiempo, aunque el margen de error cada vez es más corto.

Ahora hay que volver a remontar y son 4 puntos de desventaja los que tiene el Huesca para salir del descenso y por lo tanto no se pueden dejar pasar oportunidades ante los próximos rivales, especialmente los cuatro partidos de casa con Sabadell, Guadalajara, Nástic y Girona, además de los desplazamientos a Alcorcón y Alcoyano donde habrá que intentar sumar el mayor número de puntos posibles.

En la primera sesión de la semana se retiraba Roberto por lo que sigue siendo baja. Rafel Sastre trabajaba la margen del grupo y el resto están en condiciones, aunque hay que contar que Clavero es baja por sanción. Todo ello añadido a las llegadas y salidas de jugadores de las últimas horas que han supuesto la marca de Ochoa, Javi Martínez, Toni y Bernardo y veremos si se puede contar para este partido con Núñez, Mario Rosas y Jorge, incorporaciones que se suman a Llamas y Omar en el mercado invernal.