La nieve y el invierno han vuelto a las estaciones del Pirineo aragonés

Los centros invernales del Pirineo aragonés muestran su alegría por la nieve que está cayendo desde primeras horas de la mañana de este miércoles. La predicción anuncia que va a continuar la nieve en las próximas horas, y bajaran las temperaturas, en consecuencia también bajará la cota de nieve, De esta forma hemos vuelto a tener días invernales en el Pirineo,

Las temperaturas a primeras horas en los centros invernales oscilaban entre menos 1 y menos 4 grados. La nieve ha llegado a zonas de valle como Jaca, aunque por el momento de forma testimonial.

Desde el pasado domingo las estaciones de Astún, Cadanchú, Cerler, Formigal y Panticosa, están trabajando para dejar las pistas en las mejores condiciones posibles y aumentar la superficie esquiable. Esta nevada beneficia de forma clara a los espacios nórdicos, donde las estaciones de esquí de fondo cuentan con espesores que superan los 40 centímetros de nieve.

De cara al primer fin de semana de febrero las estaciones de esquí del Pirineo esperan aumentar la oferta de pistas y remontes, con cerca de 200 kilómetros de esquiables.

Estamos en el ecuador de la temporada invernal. Los dos primeros meses pueden calificarse de difíciles y complicados,, ya que prácticamente la temporada no se inició hasta el periodo navideño. Ahora hemos entrado en el mes de febrero que habitualmente es el mejor de la temporada. Con la nieve caída y la predicción que se anuncia para las próximas horas, los responsables de las estaciones se muestran más optimistas

Por otro lado el sector servicios y de hostelería definen los próximos días con la palabra “esperanza”, de que se recupera el ambiente invernal que en algunos momentos se había perdido por la falta de precipitaciones

Comentarios