Comienza una nueva etapa en la SD Huesca

La revolución que ha llevado a cabo el Huesca en su plantilla supone un cambio importante para afrontar las 20 jornadas que restan en las que está en juego la permanencia en la 2ª División. La llegada de Jorge Larena, Antonio Núñez y Mario Rosas, junto a Omar y Llamas, son la esperanza para mejorar el rendimiento del equipo y luchar por la salvación.

De los cinco fichajes invernales, a los que hay que unir antes las llegadas de Luis García y Rivas, cuatro tienen mucha experiencia en 1ª y 2ª División, aunque es cierto que eso no garantiza nada. Núñez es el más destacado por su pasado en el Real Madrid y Liverpool, mientras que Mario Rosas salió de la cantera del Barça B y ha demostrado su calidad en equipos como el Castellón. El Huesca espera poder disfrutar de su mejor nivel.

En el caso de Jorge Larena, habrá que esperar cual es su estado de forma tras llevar varios meses sin jugar después de desvincularse de la UD Las Palmas, aunque entrenaba con el Vecindario de 2ª B. Su calidad también es incuestionable, si bien no ha terminado de explotar en los equipos en los que estuvo.

A ellos se une Omar que dejó buenas sensaciones en su debut en Barcelona y Llamas que está cumpliendo en el lateral derecho. Luis García lleva ya más tiempo en la portería donde ha dado más seguridad al equipo y Rivas no ha terminado de rendir como se espera y la lesión que ha arrastrado ha sido un contratiempo. Todavía se ha dejado una ficha libre por si fuera necesario y sale una buena opción de algún futbolista en paro que pueda incorporarse.

En ellos se ha depositado la esperanza de cara a la segunda vuelta en la que el Huesca necesita una reacción inmediata y es que las próximas seis jornadas se han calificado de vitales para seguir vivos en la clasificación.

Por cierto que el Huesca también ha anunciado que el preparador físico del juvenil de División de Honor durante dos temporadas, Jesús Puente, se incorpora como apoyo al cuadro técnico del primer equipo.

El Huesca se ha desprendido de Ehki, Gilvan, Ochoa, Toni, Javi Martínez y Bernardo. Los cuatro últimos en el último día de plazo de fichajes por lo que quedan sin equipo a la espera de poder incorporarse como futbolistas en paro a otros clubes. Curioso lo que ha sucedido con Ochoa que había sido titular en las tres últimas jornadas. No debe señalárseles como los culpables puesto que todo el grupo no está rindiendo como se esperaba, aunque son los que han pagado el pato, como se suele decir en estos casos.

Comentarios