Primeros pasos del Consejo Aragonés de la Formación Profesional

Este miércoles quedaba constituído el nuevo Consejo Aragonés de la Formación Profesional, un órgano consultivo de participación social y asesoramiento del Gobierno de Aragón en materia de Formación Profesional integrado por representantes de las organizaciones sindicales y empresariales, además de la administración.

La consejera de Educación, Dolores Serrat, presidía la reunión constitutiva en la que explicaba que el ejecutivo autónomo busca con este nuevo órgano “impulsar y prestigiar” la Formación Profesional porque, a su juicio, “es fundamental para mejorar la empleabilidad no sólo de los jóvenes sino también de los adultos”. En este sentido, señalaba que se trabajará para “que la oferta formativa sea acorde a las necesidades de empleo, equilibrando al máximo posible la oferta y la demanda”.

Serrat destacaba que los ciclos formativos deberán adaptarse a los cambios anunciados por el Ministerio de Educación, que van encaminados a dar mayor importancia a la formación práctica. Para lograrlo, apuntaba, “es más necesaria que nunca la participación de los agentes sociales”.

La consejera pedía a los miembros del Consejo Aragonés de la Formación Profesional que realicen un análisis de la situación con el objetivo de mejorar y adaptar el sistema la nueva realidad no solo formativa sino también económica y social.

En este encuentro participaba además el consejero de Economía y Empleo, Francisco Bono, quien recordaba que el objetivo del Plan Estratégico del INAEM 2012-2015 es llevar a cabo una serie de cambios en la forma de actuar del Instituto Aragonés de Empleo para lograr una mayor inserción laboral. Esto, afirmaba, requerirá adaptar la estructura anterior a estas nuevas circunstancias con dos pilares: “escuchar a las empresas para ver el tipo de demanda que se está produciendo y orientar la formación y las vías de inserción de los sectores en declive a aquellos que están demandando empleo”.

Comentarios