La irregularidad del Peñas le cuesta su tercera derrota consecutiva

El C.B. Peñas cosechaba ante Navarra su tercera derrota consecutiva por 70-74 en un partido loco con alternativas para ambos equipos que dispusieron de amplias ventajas en algún momento del partido. El conjunto oscense, de nuevo irregular en defensa y en ataque volvió a remontar un encuentro que se le había puesto muy complicado con 14 puntos de desventaja al descanso, con igualdad al finalizar el tercer cuarto todo quedaba para el último periodo, un parcial de 0-8 en los últimos minutos decidió el choque.

Audio sin título

El partido comenzaba con fallos para ambos equipos que no estaban acertados de cara al aro, pero una vez se quitó el Peñas la presión inicial logró un parcial de 12-2 que hacía ser optimistas, aunque poco a poco los navarros lograron acortar distancias y poner el 15-12 al acabar el cuarto.

El segundo periodo fue un festival de triples, con Navarra anotando seis durante este cuarto que hacían que con un parcial de 10-27 se llegara al descanso con un marcador de 25-39, máxima renta hasta el momento de los de Jareño en los momentos clave. La mala defensa en las ayudas propició que los tiradores pamplonicas dispusieran de tiros librados que acabaron poniendo tierra de por medio.

La segunda mitad empezaba con un nuevo triple navarro que ponía una ventaja de 17 puntos y hacía presagiar una nueva derrota, fue entonces cuando el partido se volvió loco con triples en ambos bandos y con un Peñas que impuso su ritmo logrando recortar poco a poco diferencias hasta incluso ponerse por encima en el marcador 53-51 con dos lanzamientos desde más allá de la línea de 6,75 de Óscar Herrero. Se acabó el periodo con igualdad, 53-53.

En los últimos 10 minutos, los dos equipos se ponían en zona y el Peñas se precipitaba en ataque, con un 2-13, Navarra se escapaba en el marcador 55-66, pero otra vez el Peñas volvió a mostrar su mejor cara para empatar y ponerse incluso dos puntos arriba 68-66. A partir de allí el Peñas volvió a fallar en ataque y en defensa. Un triple de Rakocevic a falta de 1'25" ponía el 68-71 que era casi definitivo, una penetración de Iñaki Sanz ponía al Peñas cinco abajo, ningún equipo estaba en bonus por lo que los últimos segundos transcurrieron intentando parar el reloj y con una falta antideportiva de Montañana.

Al final 70-74 para el Peñas que pierde por tercera vez consecutiva y que se complica las cosas en la clasificación de la liga LEB-Oro. La irregularidad volvió a ser un lastre demasiado grande para los de Ángel Navarro.

Comentarios