El Plan de Depuradoras del Pirineo, en peligro

Montanuy

Las depuradoras del Pirineo, que debían entrar en funcionamiento a mediados de este año, están si construir y sin previsión de que vayan a hacerse. Un proyecto de 365 millones de euros, gestionado por el Instituto Aragonés del Agua, que recibió una aportación económica del ministerio de medio Ambiente el año 2008, y que está parado por problemas económicos y políticos. Los rios del Pirineo, protegidos por ley como interés medioambiental, están cada día más deteriorados.

Fue el proyecto estrella del anterior Consejero de Medio Ambiente del PAR Alfredo Boné: el plan integral de depuración del Pirineo Aragonés. Contemplaba 297 depuradoras distribuidas en pueblos del Pirineo agrupados en cuatro zonas: Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y La Ribagorza.

Una población de 20.000 habitantes, se iba a beneficiar, contando con visitantes y futuros habitantes de municipios a 20 años. La inversión, aportada por el Ministerio de Medio Ambiente fue de 129 millones de euros. Pero ahora todo está parado y se va a revisar.

Las obras se han adjudicado ya a empresas como Acciona, Aguas de Valencia, COMSA, Elecnor o ACSA. Todas van en UTE para construir depuradoras, tuberías y colectores. Realizan la inversión y explotan las depuradoras por un tiempo de 20 años. Eso es lo establecido. Pero de momento no hay obras realizadas.

Montanuy, un término municipal con 17 núcleos contaba, en el plan inicial, con 16 depuradoras diferentes, algunas para poblaciones con cinco o seis habitantes, que finalmente se ha reducido a nueve. De ellas, dos están aprobadas con actas de ocupación, cuatro salieron a exposición pública y ya están aprobadas y del resto no se sabe nada. Lo que sí que llega hasta el ayuntamiento es el canon de vertido desde la Confederación Hidrográfica del Ebro, así como el canon de saneamiento que les exige la DGA pero que, de momento, se niegan a pagar hasta que no vean las depuradoras funcionado.

En Sahún las quejas vienen de mano de consistorio y vecinos quienes no ven viable el proyecto de construcción de una macro depuradora para 15.000 personas, ampliable a otras 15.000, para una población de 100 habitantes con un coste de 8 millones de euros.

El proyecto, ya aprobado y con las tierras expropiadas se encuentra paralizado, tanto por la crisis como por problemas con la empresa a la que se le adjudicaron las obras.

Y en la zona oriental de la Ribagorza, en Puente de Montañana, ven necesaria la instalación de una depuradora, en especial, cuando desde la zona se intenta apostar por la promoción de las actividades en aguas bravas.

En este caso, el alcalde ve como una solución viable, dado que el municipio no podría hacerse cargo de la construcción de una depuradora, que puesto que es una central hidroeléctrica la que explota el agua, que sea ella también la encargada de limpiarla.

Comentarios