Ibercaja renueva el sello 500+ EFQM

Ibercaja ha conseguido renovar por tercera vez el Sello a la Excelencia Europea 500+ que concede la European Foundation for Quality Management (EFQM), un reconocimiento con el que cuentan tan sólo otras cuatro entidades financieras en España.

La entidad de ahorros inició hace unos años un ambicioso proyecto para conseguir los más altos estándares de excelencia en gestión que existen en Europa. Gracias a este plan, consiguió en 2007 el reconocimiento de la EFQM tras un riguroso examen realizado por sus evaluadores.

La obtención del Sello a la Excelencia Europea 500+ supone además volver a superar el examen cada dos años, como requisito imprescindible para seguir ostentando este marchamo de calidad. En 2009 el Sello pudo renovarse y, a finales de 2011, tras una nueva certificación, se han superado los 600 puntos, un nivel alcanzado por muy pocas organizaciones en Europa. De este modo, Ibercaja hace realidad la meta fijada dentro su Plan Estratégico 2008-2011.

PROFESIONALIDAD Y COMPROMISO CON LA OBRA SOCIAL

Durante el proceso de evaluación correspondiente a 2011, los evaluadores de la entidad de certificación AENOR destacaron “el modo en el que el grado de compromiso, la profesionalidad y el orgullo de pertenencia de las personas que integran Ibercaja redunda en una clara vocación de excelencia en el servicio ofrecido a sus clientes”. Además, también valoraron explícitamente de modo positivo “el enfoque estratégico adoptado por la entidad para hacer frente a un entorno difícil y en constante cambio. Así como el compromiso efectivo con la sociedad a través de los programas de Ibercaja Obra Social”.

APUESTA POR LA CALIDAD Y SERVICIO

Mantener y seguir mejorando las cotas de calidad de servicio necesarias para lograr el Sello a la Excelencia Europea 500+ requiere de un importante esfuerzo tanto económico como de gestión. En este sentido, Ibercaja considera que en un momento de crisis como el actual el valor de tal esfuerzo y del reconocimiento logrado son todavía mayores. “La crisis siempre tiene una dimensión de oportunidad, es una ocasión para que las organizaciones que realmente prestan un buen servicio a sus clientes y están bien gestionadas puedan distinguirse de su competencia. Está demostrado que el valor de este factor de diferenciación se hace crítico para asegurar el éxito sostenido en el tiempo de cualquier organización”.

Comentarios