Asociaciones y barrios presentan alegaciones a la ordenanza de convivencia

Este lunes finalizaba el periodo para presentar alegaciones a la ordenanza de convivencia de Huesca. 3 grupos o asociaciones las han presentado, además de un particular. Son la Federación de Barrios Osca XXI, la asociación convivencia canina Oscan y Equo, el partido sucesor de Los Verdes. De momento, se conocen las alegaciones que han llegado al ayuntamiento aunque es posible que exista alguna más presentada en la Subdelegación del Gobierno, lo que se conocerá en un par de días.

La Federación de Barrios, entre otras solicitudes, pide que en la norma se incluya más participación ciudadana y campañas de concienciación. Oscan se ha centrado en la parte dedicada a las mascotas.

Por su parte, las alegaciones de Equo van encaminadas a “dar un sentido a la ordenanza para hacer un ayuntamiento más humano”. Destaca también el cambio de enfoque recaudativo de la ordenanza para promover como primera opción sesiones formativas, participación en actividades cívicas u otros tipos de trabajos para la comunidad.

Ahora, el texto volverá a la comisión de seguridad ciudadana donde deberán estudiar las alegaciones y decidir cuales se incorporan. Posteriormente, la norma volverá al pleno municipal para su aprobación definitiva.

Esta nueva normativa regula el comportamiento cívico en la vía pública, la protección del mobiliario urbano o la venta ambulante. Hacer graffitis, botellón, ir en bici por la acera o bañarse en una fuente, todo esto puede ser objeto de sanción.

Las multas económicas que contempla esta norma pueden ir desde los 750 euros, en el caso de las infracciones leves, hasta los 3.000 euros para las infracciones más graves.

En concreto, las sanciones que establece la nueva normativa son: infracciones leves, hasta 750 euros, infracciones graves entre 750 y 1.500 euros, y muy graves, más de 1.500 euros.

Aunque, la norma también contempla la posibilidad de pagar la sanción, o parte de ella, a través de trabajos sociales.

Comentarios