Buenos resultados en la consulta de deshabituación tabáquica del Aula Marro

Desde que abriera sus puertas en septiembre del año 2010, las consultas de deshabituación tabáquica del Aula Marro han ayudado a dejar de fumar a decenas de personas. El porcentaje es de entre un 35 y un 40% de éxito. Unas cifras muy positivas comparadas con las de otras consultas.

Para dejar de fumar lo principal es querer hacerlo, y tras ello, el acompañamiento de un profesional ayuda. Los datos son satisfactorios y su responsable puntualiza que las cifras tienen más valor porque no criba a los usuarios. Acepta a pacientes cuyas circunstancies entrañan dificultades añadidas para dejar esta adicción.

La primera consulta dura 45 minutos y se centra en conocer al paciente y su entorno para guiar las pautas. Es entonces cuanto se establece una fecha para fumar el último cigarrillo. Tras ella hay sucesivos encuentros para reforzar los efectos positivos de haber dejado el hábito. La doctora Ana Tarongi se ocupa de convencer de las bondades de vivir sin tabaco a quienes solicitan la consulta personalizada. Además de los beneficios a largo plazo para la salud, como enfermedades respiratorias o probabilidad de tumores cancerígenos, hay muchos pequeños cambios en la vida cotidiana.

Poco después de dejar de fumar la persona debe notar que su capacidad pulmonar aumenta y que puede hacer ejercicio sin sentirse “ahogado”. También hay mejoras estéticas en el esmalte de los dientes, las manchas de la piel o el brillo del cabello. Para los jóvenes se incide en otros aspectos como el mal aliento tras haber fumado.

La consulta se centra en refuerzos positivos que diariamente se revisan en una guía especializada. También existe la posibilidad de apoyar el tratamiento con productos farmacéuticos.

Dejando de fumar mejora la calidad de vida y decenas de personas ya lo ha conseguido

Comentarios