Aumenta la demanda de canto en la Escuela de Música Moderna

Alumnos de la Escuela de Música Moderna de Monzón (EMMO) actúan este sábado en el Auditorio San Francisco de la capital mediocinqueña, a las 19.00, con entrada gratuita. Se trata de una de las dos audiciones que los alumnos suelen realizar a lo largo del curso: una en febrero, que es la que tendrá lugar este sábado, y otra cuando finalizan el año lectivo. El objetivo de las mismas es comprobar la evolución de los integrantes de la Escuela como explicaba uno de los profesores, Jacinto Cónsul.

En la actuación, compuesta por 21 combos, se escuchará todo tipo de música: desde blues a música alternativa, pasando por el pop más actual o el rock de siempre. Para ello, los alumnos se servirán de la guitarra eléctrica, batería, saxofón, piano, bajo y percusión. La audición de este sábado contará además con una gran representación de la especialidad de canto, que en el último año ha crecido notablemente.

Cada combo, que es como se denomina a cada una de las actuaciones, está compuesto por pequeños fragmentos de canciones que interpretarán entre dos, tres o hasta cinco alumnos. Por tanto, más de 80 personas de diversas edades se subirán al escenario del Auditorio para mostrar sus progresos haciendo una amplia variedad de música moderna.

Entre las especialidades de instrumento, batucada y canto, son cerca de cien alumnos los que acuden a esta Escuela que fue creada hace cinco años, ante la necesidad de implantar en Monzón un centro formativo que cubriera el espectro de la música moderna, la única especialidad musical que faltaba por atender en la ciudad.

Así, Cónsul, junto a Javier Pérez, Dani Escolano, y algunos otros compañeros decidieron crear la Asociación Musical "Monzón te suena". Tras  varias reuniones, se acababa dando forma al proyecto y presentaban en el Patronato de Cultura del Ayuntamiento de Monzón el proyecto. Desde su inicio, las clases son impartidas en la entrada del Polígono Paúles, en unas aulas acondicionadas que hay junto a los Talleres Mariano de Pano. Sin embargo, la ilusión de esta escuela es tener su propio edificio acondicionado, un proyecto que están contemplando y un sueño que esperan alcanzar algún día.

Las clases que se ofrecen son: 30 minutos semanales de Instrumento, 45 minutos de Combo semanal (conjunto de entre 5 y 6 componentes) y 45 minutos de Solfeo semanal (10-15 alumnos por clase). Además, se oferta batukada. Los alumnos salen a animar la calle en distintas épocas del año y colaborando por ejemplo con Chiquicinca.

Comentarios