Concluye la primera fase de musealización de la iglesia de Baldós

Hace unos días se daban por finalizados los trabajos que se han acometido, en el entorno, el camino de acceso y el interior de la iglesia de Nuestra Señora de Baldós, del núcleo de Montañana, incluidos en la primera fase del proceso de musealización que, en un futuro, se completará con la equipación y la plantación de 200 olivos.

En los últimos meses, se ha trabajado para acondicionar las zonas de dentro de la fortificación, iluminar la subida desde el conjunto a la iglesia, y concluir la primera fase de musealización del interior que ha supuesto cambios y novedades en la visita guiada al templo.

Javi Torres, responsable de la oficina de turismo de Montañana, explicaba que hasta la fecha, la corriente, llegaba a Baldós, de forma provisional y que, en esta fase, se han colocado 21 puntos de luz, que cambian de color, permiten dar la intensidad necesaria, para cada momento, y resaltar elementos como los frescos o el ábside.

Además, también se han quitado las varillas de acero de las ventanas, que servían para evitar que se posaran las palomas, y ahora luce alabastro.

Con estas mejoras, la visita guiada a la iglesia, se hace a puerta cerrada, y el turista asiste a un espectáculo de luz y sonido que, ha dejado sorprendidos a quienes, de momento, han tenido oportunidad de verlo.

Quienes visiten Montañana, además de poder realizar la visita guiada al conjunto (dura 2 horas) los fines de semana y festivos a las 10, 12 y 15.30 horas, también podrán hacer la visita sólo a la iglesia (dura 30’) en horario de 11, 13 y 16.30 horas.

Esta ha sido la primera fase del proceso y ahora restaría acometer la equipación y continuar adecuando el entorno con la plantación de 200 olivos.

Comentarios