Los afectados por el recrecimiento de Yesa volverán a resistir a la ocupación de sus tierras

La Asociación Río Aragón está dispuesta a repetir el próximo 29 de febrero las escenas vividas en el año 2004 a la entrada de Artieda, cuando los vecinos se congregaron e impidieron el acceso a los funcionarios de la Confederación Hidrográfica del Ebro que iban a proceder al levantamiento de las actas previas a la ocupación de sus fincas para ejecutar el recrecimiento del embalse de Yesa. Ante la nueva citación, Río Aragón no duda en repetir una resistencia que también busca evitar que "la corrupción y el despilfarro sean quienes sigan impulsando el recrecimiento de Yesa".

Tras conocer el anuncio de la CHE, la Asociación Río Aragón ha emitido un comunicado en el que lamenta la insistencia del Gobierno y del PP a una obra, “caduca, insostenible e insegura”, que a su juicio, “sería la puntilla definitiva para el río Aragón”.

Además, la asociación ha querido salir al paso de las declaraciones realizadas por el ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, y el consejero del ramo del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón, a favor del trasvase del Ebro y del recrecimiento de Yesa. El colectivo recuerda que, “desgraciadamente, siempre que se habló de trasvase, ya fueran el PSOE o el PP, se habló de Yesa, porque ha escondido siempre su condición de reserva estratégica para satisfacer supuestos intereses generales”. Río Aragón lamenta que el consejero Lobón, “no vea más prioridades que las que suponen enterrar millones en una obra de alto coste y escaso rendimiento real para Aragón”. También lamentan que quienes dirigen la política aragonesa “sigan empeñados en aplicar las viejas recetas que nos han llevado a la actual crisis”.

Río Aragón recuerda que el recrecimiento de Yesa fue impulsado por, “un corrupto como Antonio Aragón y la primera piedra fue puesta por otro encausado, Jaume Matas”, entonces ministro de Medio Ambiente. Por ello, la resistencia que la Asociación Río Aragón y los vecinos de Artieda están dispuestos a volver a demostrar será “para que no nos arrebaten las tierras”, pero también para evitar que “la corrupción y el despilfarro sean quienes sigan impulsando el recrecimiento de Yesa”.

Comentarios