La peatonalización de Huesca echa a andar

Coso Alto gente oscenses sociedad

La empresa Doymo ha sido la elegida para elaborar el Plan de Movilidad de Huesca, el estudio que dirigirá el proceso de peatonalización y reurbanización de la ciudad. El primer paso será hacer un diagnóstico de cómo se mueven los oscenses para después tomar decisiones. Los primeros pasos se darán en la denominada zona de choque, el casco antiguo y el centro de la ciudad.

El plazo para presentar el documento es de 5 meses aunque se espera empezar a ejecutar acciones conforme se avance en su elaboración. El estudio se va a limitar al centro de la ciudad y analizará desde el servicio de transporte público a cambios en el tráfico, aparcamientos, barreras arquitectónicas o circulación en bicicleta.

Para ello, es necesario estudiar la forma de moverse de los oscenses para hacer un diagnóstico.

El Plan deberá determinar el orden de actuaciones, las necesidades y posibilidades para alcanzar el objetivo final, la peatonalización de la ciudad. Este proceso deberá ir acompañado de un proyecto de reurbanización, un proyecto condicionado por la disponibilidad presupuestaria, aunque ésta era una de las promesas del equipo de gobierno y será una prioridad en sus cuentas.

El objetivo es hacer una ciudad más cómoda y accesible aunque, para ello, es necesario concienciar a los ciudadanos y cambiar sus hábitos. En Huesca se centraría en el uso abusivo del vehículo privado.

El Ayuntamiento de Huesca firmaba, este jueves, el contrato de servicios para la realización del Plan de Movilidad Urbana Sostenible en la ciudad de Huesca. La empresa adjudicataria ha sido Doymo, consultora especializada, por un importe de 70.000 euros más IVA. Esta es la empresa que presentó la oferta más baja ya que el presupuesto inicial para elaborar el Plan era de 140.000 euros.

Comentarios