Expira la opción de compra de los terrenos en los que se iba a instalar Gran Scala

El sueño de Gran Scala, lo que iba a ser el parque de ocio y juego más grande de Europa, se ha desvanecido. El plazo de la prórroga de la opción de compra de los terrenos de Ontiñena, donde se preveía construir este gran centro de ocio, expira este viernes, 10 de febrero. Por tanto, salvo sorpresas de última hora, el proyecto está a punto de convertirse en papel mojado, y no llegará a hacerse realidad.

A día de hoy, ni el Gobierno de Aragón ni los propietarios han recibido noticias de la promotora International Leisure Development (ILD). Lo único que saben es que ILD no ha abonado los pagos de junio y octubre de la prórroga de opción de compra, que fue firmada hace un año.

Los propietarios de las 1.100 hectáreas que habían rubricado las opciones de compra sólo han percibido 1.200.000 euros, es decir, el 14% del valor del suelo, en las sucesivas prórrogas que ha ido solicitando la promotora. La última, se acordaba en febrero del año pasado, aunque los propietarios solo han cobrado finalmente una de las tres partes de esa prórroga por un año más. El importe de la operación asciende a 18 millones de euros, por lo que este viernes se deberían pagar 6 millones y medio de euros.

Además, recientemente se conocía que el despacho de abogados Garrigues, asesor de ILD, había denunciado la deuda de la promotora en el pago por honorarios adeudados, por lo que se emitieron órdenes de embargo sobre las opciones de compra de algunas de las tierras.

Pese a ello, y aunque el proyecto no se ejecute, la cantidad cobrada hasta ahora (1.200.000€) se quedará en la localidad del Bajo Cinca, pues según se indica en la prórroga del contrato, en caso de no formalizarse la compra por parte de la promotora, los propietarios mantendrán sus tierras, sin tener que devolver el dinero cobrado hasta el momento.

Comentarios