La unión de estaciones supondría crear la octava superficie esquiable del mundo

Aunque estamos en época de crisis y no hay dinero para realizar inversiones, la zona del valle del Aragón y valle de Tena, tienen encima de la mesa importantes proyectos, donde destaca la Unión de Estaciones, de Candanchú-Astun y Formigal. Su puesta en marcha supondría la creación de la octava superficie esquiable del mundo. El coste total del proyecto, ronda los 45 millones de euros. El Gobierno de Aragón, las instituciones y los empresarios, apoyan esta idea, pero de momento de no hay partida presupuestaria. Por otro lado la zona de valle del Aragón, al margen del proyecto de Unión de Estaciones, necesita ayudas para modernizar sus instalaciones

En su día la asociación Turística del valle del Aragón, la ATVA, encargó el proyecto de unión de estaciones a la empresa canadiense, Ecosing, con dos fases, Canfranc,Rioseta, Candanchy y Astún, en la primera y Astún-Formigal en la segunda

El Plan General Aragón Ski Circus, para la región del Valle de Aragón y el Valle de Tena, nombre por el que se conoce este proyecto, prevé vincular las tres principales estaciones de esquí; Astún, Candanchú y Formigal, y conectarlas con el histórico pueblo de Canfranc con una importante y nueva propuesta para captar esquiadores de día, un estacionamiento situado en Rioseta. La propuesta de instalaciones para la conexión en el Valle de Aragón consiste en un telecabina con capacidad para ocho personas y de tres tramos, que transportará esquiadores desde Canfranc Estación y Rioseta a Candanchú y Astún. Un segundo enlace es desde lo más alto de Astún hasta Formigal, en el Valle de Tena a través del Canal Roya mediante un telecabina con capacidad para ocho personas y de dos tramos, con una estación intermedia.

La conexión entre Canfranc, Rioseta, Candanchú y Astún tiene previsto una duración de 23 minutos en la totalidad del trayecto desde el inicio en Canfranc hasta el último tramo en Astún, y un coste estimado de 25,72 millones de euros. El trayecto entre Astún, en Collado Anayet y Formigal Espelunciecha, a través de Canal Roya tiene previsto 13,5 minutos de duración y un coste estimado de 15,6 millones de euros.

En paralelo, y para desarrollar de manera precisa estas conexiones entre Canfranc Estación y las estaciones de esquí, Ecosign ha analizado las infraestructuras e instalaciones existentes de cada una de las tres estaciones y ha desarrollado un Plan General de la Estación específico para cada una de ellas en colaboración con sus respectivos equipos directivos.

A corto plazo se pretende encargar los estudios de impacto ambiental y los trabajos administrativos necesarios, para que el proyecto se pueda ejecutar cuando haya partida presupuestaria disponible.

Por otro lado en el valle del Aragón, la estación de Candanchú necesita ayudas para la modernización de sus instalaciones. El Gobierno de Aragón ha manifestado la intención de ayudar a este valle, después de las inversiones que se realizaron en su día en el valle de Tena.

En la zona del valle de Tena, el grueso de las inversiones ya la ha realizado el grupo Aramón, en la estación de Formigal., donde se ha invertido 100 millones de euros, en los últimos años. De cara al futuro quedaría pendiente la realización de un remonte, desde la urbanización de Formigal, hasta la zona de Sextas, para unir la zona de hoteles y viviendas con las zonas esquiables.

Con relación a los espacios nórdicos, se quieren potenciar, principalmente la zona de los valles occidentales con las pistas de Linza y Gabardito, y crear senderos y pistas balizadas en Oza. . Para esos valles, el esquí de fondo es un recurso que habría que explotar más.

Comentarios