Las negociaciones sobre la reducción del empleo en el ayuntamiento de Monzón siguen abiertas

El último lunes del mes de febrero corresponde la celebración de la sesión ordinaria del pleno municipal donde se esperan llevar los recortes a los presupuestos de 30 de diciembre de 2011, que todavía no han entrado en vigor, por lo que se espera tener cerradas las medidas para la reducción del empleo público y despejar la incógnita de si habrá o no Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

En este tiempo, el ayuntamiento deberá estudiar si la reforma laboral aprobada le afecta en el ERE, ya que con la supresión del requisito de autorización administrativa para estos casos, en principio podría aprobarlo sin tener que ser autorizado por la DGA, ya que bastaría con una comunicación a la autoridad laboral. Cabe recordar que el Departamento de Economía había encargado a sus servicios jurídicos un informe sobre si se puede o no presentar, ya que hay dudas. Por lo tanto, serían los tribunales, si no hay acuerdo los que decidirían sobre el ERE.

No obstante, desde el ayuntamiento se esbozan otras medidas como realizar un catálogo de puestos de trabajo en función del cual se podrían amortizar unas diez plazas, teniendo en cuenta que algunas están sin ocupar.

Otra de las medidas sería el cambiar el pago de horas extra por días de descanso propuesta que se valora que podría suponer un ahorro superior a los 50.000 euros. Además, se plantearía la suspensión de la cláusula del convenio colectivo por el que el ayuntamiento completa hasta el 100 por 100 el pago de la incapacidad laboral, es decir, el trabajador cobraría lo que marca la ley, sin recibir ese suplemento hasta el total.

Con estas propuestas que habría que concretar se reduciría el coste de la partida destina a personal, pero no son suficientes para salvar la situación, ya que el ayuntamiento de Monzón no puede acudir al crédito.

Por su parte, los sindicatos reunidos (UGT, CC.OO, CSIF Y CIPOL) apuntan que la representación legal de los trabajadores sigue a la espera de conocer el planteamiento concreto y completo de la corporación, algo que se esperaba haber recibido en la reunión mantenida. A día de hoy, los trabajadores afirman que continúan a la espera de informes jurídicos relativos a la viabilidad de un posible ERE en este Ayuntamiento.

No obstante, reconocían que el equipo de gobierno les ha transmitido una primera batería de recortes sobre el presupuesto de 2012 aprobado, propuesta que según la empresa no alcanza todavía el objetivo que pretenden. Por ello, ambas partes se han emplazado a próximas reuniones en las que realizarán aportaciones de posibles recortes, siempre con el fin de evitar la pérdida de empleo en el ayuntamiento.

Comentarios